Montoro exprimió 14 millones más al cine español con el nuevo IVA

stop

El récord de taquilla elevó la recaudación hasta los 26 millones mientras Gobierno e industria se tiraban los trastos a la cabeza

José Ignacio Wert y Cristóbal Montoro

07 de febrero de 2015 (14:52 CET)

No acostumbran a ser los Premios Goya una plaza amable para el gobierno de Mariano Rajoy. En septiembre de 2012 entró en vigor la subida del IVA cultural al 21% y dio comienzo una batalla anunciada que movilizó a la industria cinematográfica y a sus protagonistas contra Montoro. A las marchas se sumaron otras soluciones más creativas como la de la compañía de teatro Primas de Riesgo, que regalaba una entrada para ver la función a quien compraba una revista porno. La pornografía tributa al 4%, mientras que el IVA del cine y el teatro, al 21%.

El ministro de Hacienda no se escondió. No suele hacerlo. En el Congreso acusó a los actores, o al menos a aquellos que habían hecho carrera en el extranjero, de no tributar en España. Posteriormente, pidió perdón a la industria del cine por insinuar que su problema era la calidad de las películas y no los impuestos.

Récord para todos

Entonces, al cine español le iba bastante peor que ahora en lo que a recaudación se refiere. En 2014 batió récords de taquilla con Ocho apellidos vascos, la cinta de Emilio Martínez Lázaro, liderando la resurrección. Se recaudaron 123 millones de euros con una cuota de mercado del 25,5%. Habría que remontarse a la época franquista para ver al cine español comiéndose un trozo tan grande del pastel.

Pero la buena noticia para la industria, también es una gran noticia para Hacienda, que con la subida del IVA al 21% ingresó 26 millones procedentes de las salas y las películas españolas. Son 16 millones más de lo que recaudaría con el anterior tramo impositivo al 8%. Es decir, Montoro multiplicó por tres los ingresos a golpe de decreto.

Las películas

Además de Ocho apellidos vascos, que batió todos los récords recaudando más de 55 millones, en la cartelera de los ingresos también destacan El Niño, de Daniel Monzón, con 16 millones recaudados en taquilla. El thriller La isla mínima, de Alberto Rodríguez, otra de las favoritas, ha recaudado 6,3 millones. 

Basta un cálculo rápido. De la primera, Hacienda se queda con 3,36 millones; de la segunda, 1,3 millones. 

Más allá de lo que fue una abrupta subida del IVA para la cultura que puso en pie de guerra al sector, dos años después de su entrada en vigor España soporta el gravamen más elevado de la UE. El Reino Unido, que impone un 20% de IVA, es el país que más se acerca, pero también es una excepción. En Francia se sitúa en el 5,5%, en Alemania al 7% y en Italia al 12%. El país vecino, Portugal, lo mantiene al 13%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad