Pedro Sánchez y Gonzalo Caballero / EFE

Sánchez deja al socialismo gallego sin cuota de poder en el nuevo Gobierno

stop

Pilar Cancela se queda fuera de la lista de ministros de Pedro Sánchez, con Nadia Calviño como única presencia gallega

en A Coruña, 07 de junio de 2018 (05:00 CET)

Un Gobierno “progresista” y “europeísta”. Así definía Pedro Sánchez la composición del nuevo Ejecutivo, con 17 ministerios –cuatro carteras más que en el diseño de Mariano Rajoy—y una mayoría de mujeres, once, al frente de los departamentos. Los nombramientos han sido acogidos con júbilo entre el socialismo, convencidos de que la arquitectura es mucho más sólida de lo que se esperaría para un periodo, a priori, de transición. La positiva acogida de ministros como Josep Borrell (Exteriores) o la coruñesa Nadia Calviño (Economía), celebrada incluso por Ana Botín en sus redes sociales, ha incentivado este sentimiento.

La nueva composición, sin embargo, no ha reservado parcelas para el socialismo gallego, a pesar de que desde el triunfo de la moción de censura se especuló con las posibilidades de Pilar Cancela para ponerse al frente de alguna cartera. La que fuera presidenta de la gestora del PSdeG tras la dimisión de José Ramón Gómez Besteiro, apoyo infatigable de Pedro Sánchez en la particular odisea que lo llevó de estar desahuciado internamente a convertirse en líder del partido y presidente del Gobierno, era de las mejor situadas para liderar Agricultura, cargo que recayó finalmente en Luis Planas, del PSOE andaluz pero alejado de Susana Díaz.

La única presencia gallega entre los 17 ministros es la de Nadia Calviño, quien hasta ahora ocupaba la Dirección General de Presupuestos de la Comisión Europea, un cargo de elevadísima responsabilidad que no solo parece avalar sus competencias sino también la sintonía de la cartera de Economía con los preceptos europeos.

Todo buenas caras en el socialismo gallego

Calviño, sin embargo, tiene poco que ver con la estructura del PSdeG, donde todos los mensajes públicos se suman a la ola de optimismo que está intentando trasladar el PSOE. El propio secretario xeral, Gonzalo Caballero, había destacado tras los primeros nombramientos que no era importante si dirigentes de los socialistas gallegos estaban en la lista final, sino la conformación de un gobierno “progresista”.

Este miércoles tanto Pilar Cancela como el propio Caballero mostraban su respaldo al equipo de Sánchez. La primera lo definía como un equipo de “hombres y mujeres capaces, pero sobre todo, feminista”. El segundo destacaba la solidez y la solvencia de los elegidos.

 

 

En el socialismo gallego se espera de Pedro Sánchez un trato equilibrado entre los distintos núcleos de poder que conviven en el PSdeG y que parecen haber enterrado momentáneamente el hacha de guerra tras las primarias que encumbraron a Gonzalo Caballero, quien viajó a Madrid para estar con Sánchez en su llegada a la Moncloa.

En esta composición están los próximos al alcalde de Vigo, Abel Caballero, quien apoyara con ahínco a Susana Díaz en su enfrentamiento con el ahora presidente del Gobierno; los afines al ex secretario xeral José Ramón Gómez Besteiro, alineados con Sánchez; y la nueva dirección de Gonzalo Caballero, quien también diera su apoyo a Sánchez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad