Miles de ganaderos toman Santiago en una manifestación histórica

stop

Poco más de cuatro meses después de la liberalización del sector lácteo, los productores gallegos claman contra los precios "ruinosos" que perciben por la leche

Imagen de la manifestación den Santiago

en Santiago, 17 de julio de 2015 (14:09 CET)

Hay que mirar tres años atrás para recordar una crisis similar en el sector lácteo gallego. En 2012 los precios de la leche en origen, encorsetados por debajo de los costes de explotación, pusieron en peligro la supervivencia de cientos de granjas y derivaron en una huelga de entregas. En 2015, otra vez los bajos precios, pero también las dificultades para mantener una negociación equitativa con la industria, han provocado una macro movilización en Santiago, probablemente la mayor en la última década, con miles de ganaderos reclamando medidas urgentes que pongan fin a los "ruinosos" pagos que perciben.

La protesta se produce tras reiteradas denuncias del sector que llevaron a los principales sindicatos agrarios –Unións Agrarias, Xóvenes Agricultores y Sindicato Labrego Galego-- a constituir la plataforma en defensa del sector lácteo gallego, un espacio para dialogar también con movimientos sociales y partidos políticos como PSdeG, BNG o AGE, que este viernes estuvieron manifestándose también en Santiago, al igual que representantes de Podemos Galicia.

Hace sólo una semana, estos sindicatos se reunieron con la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, y distribuidores como Gadisa, DIA, Carrefour o Eroski en un encuentro fallido, principalmente, por el plantón de la industria. Solo acudió Jesús Lence, propietario de Leche Río, una de las empresas con mayor peso en Galicia junto a la francesa Lactalis y una de las más criticadas por los ganaderos.

Desde abril de este año, denuncian que tienen ofertas sobre la mesa inferiores a los 20 céntimos el litro, un precio insostenible para cualquier explotación. El pago medio se sitúa actualmente en los 27 céntimos el litro, el más bajo del último lustro. Pero los sindicatos también denuncian prácticas abusivas en la industria, como amenazar a las granjas con dejar de recoger el producto.

En este contexto, miles de ganaderos han tomado Santiago. El lema de la protesta, la mayor en los últimos diez años según los convocantes, es Pola economía do rural. Loitemos polo sector lácteo. Partió de Salgueiriños y tuvo como parada de referencia el edificio de la Xunta de Galicia en San Caetano para hacer entrega de un escrito en el que reclaman al presidente del gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, que se ponga al frente de las reivindicaciones de 10.000 explotaciones gallegas afectadas por los bajos precios y amenazas de no recogida de la industria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad