Miles de gallegos ondean en las calles la bandera republicana

stop

Concentraciones en las principales ciudades piden un referéndum para decidir sobre la monarquía

Concentración en Santiago de Compostela | BNG

02 de junio de 2014 (22:44 CET)

Twitter, o las redes sociales en su sentido más amplio, son el cuarto poder. Una chispa de gran magnitud, como la abdicación de don Juan Carlos, ha prendido como la pólvora y ha acabado transmutándose en las plazas y calles de las ciudades. Cerca de 20.000 personas en la plaza del Sol de Madrid, según la policía, han pedido un referéndum para decidir sobre la continuidad de la Monarquía. Otras 5.000 en Plaça Catalunya en Barcelona, en este caso, al igual que en Galicia, tiñendo la proclama con banderas independentistas además de las republicanas.

Porque en Galicia también salió el republicanismo a la calle. Más de 2.000 personas en A Coruña, donde la movilización coincidió con la celebración del ascenso del Deportivo. En Vigo fueron 3.000 los ciudadanos que se concentraron frente al Museo de Arte Contemporáneo (Marco) y, del mismo modo, las manifestaciones se produjeron en una larga lista de ciudades gallegas, entre ellas, Santiago, Ourense, Ferrol, Pontevedra, Foz o Vilagarcía de Arousa.

Del Parlamento a las calles

Miembros del BNG, entre ellos el portavoz nacional Xavier Vence, y de AGE acudieron a la movilización de Santiago, extendiendo el debate que arrancó en los comunicados políticos tras la abdicación del Rey y que afectaba directamente al modelo de Estado.

Significativo fue, en este sentido, que las xuventudes socialistas protagonizaran concentraciones a favor del referéndum en Galicia. Representan el futuro de un partido que aceptó a rajatabla el pacto constitucional y que este lunes ha agitado el debate, desde Méndez Romeu al propio Gómez Besteiro.

Y hay debate. La primera demanda de los manifestantes fue la consensuada, la consulta ciudadana sobre la continuidad de la Monarquía. Sobre esa proclama, estuvo presente con fuerza la reivindicación soberanista y de una república gallega. Dos patas del mismo banco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad