Merkel avisa a Tsipras: con la deuda no se negocia

stop

La canciller alemana se niega a condonar parte de los 320.000 millones de euros del plan de rescate

Angela Merkel, en el foro de Davos.

Barcelona, 31 de enero de 2015 (11:58 CET)

El pasado domingo, los griegos dijeron basta a las medidas de austeridad impuestas por la Troika y recetadas, principalmente, por la canciller alemana Angela Merkel. El país eligió en las urnas a Syriza, un partido dispuesto a plantarse ante las imposiciones de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y conseguir condonar parte de la deuda como su principal objetivo. Pero la dirigente ha dado un golpe en la mesa y ha lanzado un mensaje: no habrá indultos.

Merkel ha rechazado la condonación de parte de los 320.000 millones de deuda contraída por Grecia, según ha anunciado en entrevista con el diario alemán Die Welt. El país heleno, bajo asistencia financiera desde hace cicno años, hace frente a una deuda que alcanza el 175% de su producto interior bruto (PIB), pero la alemana no está dispuesta a negociar.

Solidaridad con el país heleno

La canciller hace oídos sordos a las exigencias del nuevo gobierno liderado por Alexis Tsipras que por poco obtuvo mayoría absoluta. "Los acreedores privados ya han renunciado voluntariamente y los bancos han eximido a Grecia de devolver miles de millones. No preveo otro recorte (de la deuda)", ha sentenciado.

Además, Merkel ha sostenido que "Europa seguirá mostrando solidaridad especialmente hacia Grecia y otros países afectados por la crisis que han emprendido sus propias medidas de reforma y de austeridad".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad