Menos IVA para comprar una vivienda de nueva construcción 

stop

INTENTO DE CONSOLIDACIÓN FISCAL

El portavoz del Gobierno, José Blanco, y la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Elena Salgado / EFE

19 de agosto de 2011 (16:09 CET)

En los próximos cuatro meses, los compradores de una vivienda de nueva construcción tendrán que abonar al Estado el 4% del precio total del hogar en concepto de IVA en lugar del 8% actual. Esta es la medida estrella del conjunto de iniciativas para mejorar la consolidación fiscal de España que se han impulsado en el Consejo de Ministros de este viernes.

“El objetivo final es dar salida al stock de viviendas de nueva construcción y ayudar a crear empleo”, ha asegurado el portavoz del Ejecutivo, José Blanco. “Tenemos que promocionar el mercado de alquiler, pero para llegar a que la construcción sea el 4% del PIB, como la media europea, se necesita una ligera revalorización del sector”, ha apuntado la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Elena Salgado. Asimismo, ha asegurado que los cuatro meses que estará en vigor “es tiempo suficiente para poner en marcha una medida que es de carácter excepcional y coyuntural”.

Los socialistas han detallado que ya han dado a conocer la rebaja a Bruselas. Salgado ha señalado que la iniciativa “tendrá un efecto positivo, ya que no se ingresa nada por las viviendas que no venden”. Desde el inicio de la crisis, el sector ha bajado el 47%.

2.400 millones de grandes empresas

En la misma reunión, los ministros de Zapatero han acordado modificar los pagos adelantados del impuesto de sociedades para las grandes empresas. En el anticipo de octubre, las compañías que facturen de 20 a 60 millones de euros anualmente aplicarán en sus pagos fraccionados un tipo del 24% y las que facturen más esta cantidad el 27%. Salgado ha asegurado que, a pesar de estar por encima de los porcentajes aplicados hasta la fecha, la variación “está por debajo del tipo general del 30%”.

La modificación se mantendrá hasta 2013 y tendrá un impacto directo en los ingresos de 2011 de 2.400 millones de euros y de 400 millones “en los años sucesivos por el efecto de aplanamiento”, según la previsión de Salgado. Afectará a unas 4.000 compañías, el 0,5% del tejido empresarial español.

“Ni se aumentan ni se eliminan deducciones, se anticipan los pagos”, deja claro la ministra. También ha defendido que se trata de una buena iniciativa “para aumentar la confianza y la seguridad de que se cumplirán los objetivos de déficit previstos”. En este sentido, ha declarado que el cambio no es una necesidad vital porque los ingresos de las arcas españolas “están en línea con las previsiones de finales de año. No hay ninguna preocupación por no cumplir con el déficit del Estado”.

Recetar por principio activo

Finalmente, el consejo de ministros ha dado luz verde a la iniciativa de Leire Pajín para contener el gasto en medicamentos por parte del Estado. Esperan que las autonomías ahorren 2.400 millones de euros anuales, ya que los profesionales recetarán “por principio activo y no con la marca comercial”, tal como ha explicado Blanco. Asimismo, los farmacéuticos están “obligados a dispensar el medicamento de menor precio”.

Las farmacias que estén ubicadas en núcleos pequeños con poca población recibirán una ayuda para garantizar su viabilidad. Una compensación que puede llegar hasta los 833 euros mensuales dependiendo de su colaboración en los diversos programas de uso racional de los medicamentos impulsados por el Ejecutivo español.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad