Menos dinero y por menos tiempo para la red de oficinas de la patronal en el exterior

stop

La Xunta plantea reestructurar la financiación de la red Pexga, incluyendo el cierre de centros

Francisco Conde, conselleiro de Economía | EFE

08 de diciembre de 2013 (23:20 CET)

El Gobierno gallego negocia un nuevo plan para la red Pexga, las oficinas en el exterior gestionadas por la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) y financiadas a través de un convenio con el Igape. El último acuerdo, que arrancó en 2010, vence a finales de este año y contó con una inyección de 16,8 millones según los datos de la Xunta, aunque el convenio contemplaba hasta 18 millones.

En la negociación iniciada con los empresarios para la renovación del acuerdo se da por hecho que se cerrarán oficinas. El conselleiro de Industria, Francisco Conde, admitió abiertamente esta posibilidad, matizando, sin embargo, que podrían abrirse nuevos centros. Todo dependerá de la evaluación específica de cada emplazamiento y de los resultados obtenidos. Los menos eficientes, entre ellos parece que estará el de Estambul y varios más, cerrarán sus puertas.

El planteamiento del Gobierno, explican fuentes conocedoras de las conversaciones, es rediseñar la financiación. Industria quiere que la próxima partida asignada sea por un periodo inferior a cuatro años, el periodo que abarcaba el último convenio 2010-2013. Y también quiere que sea por una cuantía inferior a los 18 millones asignados en el último acuerdo.

Continuidad garantizada


La red Pexga está constituida por 13 plataformas ubicadas en 12 países --dos en Estados Unidos y una en China, Turquía, Rusia, Marruecos, Francia, Colombia, Brasil, Argentina, Alemania, Reino Unido y México--. El espíritu del proyecto pivota sobre el apoyo a la internacionalización de las empresas gallegas, funcionando como palanca y consultoría en los mercados donde se asientan. Es también una vía para establecer lazos comerciales y sinergias entre empresarios. Su catálogo de servicios va desde la información económica del país y de su mercado hasta la asesoría.

En este periodo, según datos de la Consellería de Industria, las oficinas de la Red Pexga realizaron 13.000 actuaciones de apoyo a empresas gallegas. Ahora se mide en cada enclave, con informes individualizados, la labor de los centros para evaluar su continuidad. A pesar del previsible recorte en los fondos, Conde abrió la posibilidad de que se estudien aperturas en nuevos mercados.

El deseo de Industria es que la red “continúe dando servicio a las empresas gallegas y contribuyendo así al avance de las exportaciones y al crecimiento de las compañías gallegas en el exterior”, como adelantó la edición gallega de El Pais. Industria añade que ya se han acometido medidas de ahorro a través de “la localización de tres plataformas en oficinas comerciales del Gobierno central”.

Polémica en Sao Paulo


Hace algo más de un año, el PSdeG alzó la voz en el Parlamento gallego para quejarse del gasto de la oficina de la red Pexga en Sao Paulo ya que, según aseguró entonces el parlamentario socialista Méndez Romeu, exigía un desembolso de 10.000 euros mensuales y tenía contratadas “ilegalmente” a varias personas.

La patronal, encabezada entonces por Antonio Fontenla, aclaró que el gasto del centro era de 5.000 euros mensuales, un 33% inferior a la media en la zona de la ciudad donde se ubica. Negó que contase con trabajadores ilegales y destacó el dinamismo de esa oficina, que concentraba el 24% de las actuaciones de la red.

Ahora, la Red Pexga está siendo también evaluada por el nuevo presidente, Fernández Alvariño, en la auditoría interna que ha puesto en marcha para medir el estado de la patronal y sus cuentas. Fue una de las primeras actuaciones que emprendió tras hacerse con el cargo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad