Pedro Sánchez y la central de As Pontes

Meirama, As Pontes y el lácteo irrumpen en el debate

Pedro Sánchez promete una "transición" justa en Meirama y As Pontes tras el cierre de las térmicas y Pablo Casado, el estatuto electrointensivo de Feijóo

La crisis de la industria gallega se cuela en el debate electoral. Sin necesidad de aportar nombres propios, Pedro Sánchez y Pablo Casado han incluido a las centrales térmicas de Endesa en As Pontes y de Naturgy en Meirama, y a la industria electrointensiva gallega, con Alcoa a la cabeza, en su lista de promesas electorales de cara al 10-N.

Una “transición justa en A Coruña”

La crisis de parte de la industria gallega gira en torno a un mercado eléctrico que arroja precios superiores a los del resto de países de nuestro entorno y que, además, ha expulsado de forma abrupta a una energía, la térmica, que contaba con dos bastiones en Galicia: Meirama y As Pontes.

Con el cierre programado icnluso para la primera en junio de 2020 y con la intención de Endesa de hacer lo propio con su planta de Ferrolterra, el presidente del Gobierno en funciones ha recalcado un mensaje que ya difundió durante sus dos últimas visitas a Galicia (en el Foro La Toja y en su mitin en A Coruña). En concreto, Pedro Sänchez prometió poner en marcha “una transición justa” para las comunidades que cuentan con centrales térmicas con fecha de caducidad. No vamos a dejarlos solos para que la transición sea justa. Pienso en A Coruña y en Asturias”, aseguró el candidato socialista, sin detallar qué medidas pondrá en marcha.

Pablo Casado y el estatuto electrointensivo

Pablo Casado, por su parte, dejó para la parte final del debate una de las causas encabezadas por Alberto Núñez Feijóo a las que se ha sumado en los últimos meses: el estatuto para la industria electrointensiva, que el Gobierno de Pedro Sánchez prometió para antes del 28 de abril, pero que todavía permanece sin fecha en el calendario.

El candidato popular enumeró la propuesta dentro de una batería de medidas económicas, cogiendo el guante de Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta de Galicia logra el apoyo de Pablo Casado para sacar adelante este cóctel fiscal con el que espera rebajar el precio de la electricidad hasta el entorno de los 35-40 euros a la industria más demandante de energía.

Pablo Iglesias y su guiño al lácteo

Sin referencias de ningún tipo de Albert Rivera a Galicia y con un Santiago Abascal que ciñó sus comentarios sobre la comunidad al “nacionalismo” de Alberto Núñez Feijóo, la otra mención a la economía gallega vino de la mano Pablo Iglesias.

El candidato de Unidas Podemos censuró que el debate territorial se circunscribiese únicamente a Cataluña y se refirió a algunos de los problemas del rural, como la dispersión poblacional y la situación del “sector lácteo gallego”, antes de prometer, de forma más general para toda España, que apoyaría “al sector agrícola y ganadero” con la puesta en marcha de un sistema de precios mínimos a la compra de materias primas.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad