Médicos gallegos evitaron el atentado porque se confundieron de parada de metro

stop

La delegación, que se dirigía al Parlamento Europeo para exponer la situación del nuevo hospital de Vigo, estaba en el subterráneo unos mintuos antes de que explotase la segunda bomba

Trabajadores del Parlamento Europeo abandonan las instalaciones entre medidas de seguridad

en A Coruña, 22 de marzo de 2016 (17:49 CET)

Una delegación de 13 representantes de plataformas de apoyo a la sanidad pública de Galicia, entre ellos varios médicos, han sido testigos en primera línea este martes de la jornada de horror vivida en Bruselas.

Reconocen que se salvaron "por los pelos". Minutos antes de que detonase la bomba en la estación de Maelbeek se encontraban en el metro. Según explicó el representante de Podemos, Xabier Sánchez Lombardero, que acompañaba al grupo SOS Sanidade Pública, se bajaron una parada antes de tiempo por error, pues los usuarios suelen utilizar la siguiente para llegar al Parlamento. Minutos después de abandonar el metro, escucharon la explosión, explicó en declaraciones a Praza.

"Un impacto emocional tremendo"

"Estábamos saliendo del metro para dirigirnos al Parlamento, donde teníamos una reunión, y vimos salir una columna de humo y gente gritando", expone Manuel Martín, presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.

"Ha sido un impacto emocional tremendo", ha indicado Martín, quien ha confirmado que, igualmente, los miembros de la delegación acudieron a la reunión con parlamentarios europeos, a los que explicaron su denuncia sobre la concesión supuestamente irregular del nuevo hospital de Vigo a una sociedad privada, y la reclamación de que se rescate dicha concesión para convertirlo en un hospital público.

Problemas para regresar

 Manuel Martin ha señalado que en el Parlamento europeo, donde se encuentra esta delegación, "todo está paralizado" y que hay mucha presencia policial en las calles. Además, y debido a las medidas de seguridad y a la inactividad de los transportes públicos, los representantes de las plataformas sanitarias deberán volver "probablemente" a pie a su hotel.

Con respecto al regreso a casa, la delegación (que llegó en la madrugada de este martes a Bruselas, con retraso debido a la huelga de controladores aéreos en Francia) tiene billetes para un avión que tenía previsto salir a las 18.00 horas para volver a Galicia.

"Pero ya nos han dicho que nos vayamos olvidando", ha admitido Martin y ha señalado que la delegación desconoce cuándo podrá regresar y cómo podrá hacerlo, ya que los atentados han provocado el cierre del aeropuerto (donde también se registraron dos explosiones). "Posiblemente tengamos que esperar en Bruselas uno o dos días", ha añadido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad