Mas negocia a última hora dejar su cargo

stop

La cúpula de Convergència se mantiene reunida ante la última posibilidad de evitar las elecciones; el alcalde de Girona, Carles Puigdemont, sería el president alternativo

Artur Mas, este lunes, durante la reunión de la ejecutiva de su partido. / Quique García EFE

Barcelona, 09 de enero de 2016 (15:48 CET)

Ver para creer. Artur Mas ha asumido en las últimas horas que, o cede sobre su persona, o convocará elecciones este lunes. Fuentes conocedoras de las negociaciones de las últimas horas aseguran que la propuesta se ha concretado en dos cambios importantes: Mas aceptaría ser el conseller en cap de un president que sería Carles Puigdemont, el actual alcalde de Girona, o dar un paso al lado definitivamente.

A cambio, la CUP asumiría sus contradicciones en las últimas semanas, y renovaría su grupo parlamentario, con la renuncia, --en Convergència le tienen muchas ganas-- de Ana Gabriel. Una de las cuestiones curiosas en las últimas horas, es que Antonio Baños, que dijo que renunciaría a su acta, todavía no lo ha hecho.

La cúpula de Convergència se ha reunido en el Palau de la Generalitat: Josep Rull, Jordi Turull y Lluís Corominas, con el propio Mas. Quedan unas horas decisivas. Los partidos dejan muy poco margen para un posible acuerdo, pero están, por lo menos, representando que querrían llegar a un pacto, aunque fuera de forma totalmente desnaturalizada, con Puigdemont de president.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad