¿Más impuestos? Feijóo plantea rebajas y Leiceaga y Pontón solo para los más ricos

stop

El programa económico de En Marea no incorpora ninguna medida concreta sobre fiscalidad

Feijóo en un acto de campaña | EFE

en A Coruña, 12 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

La política fiscal es el elemento que mayores distancias marca entre los programas económicos de los grandes partidos que concurren a las urnas el 25-S. En materia tributaria casi todos se mojan. ¿Más impuestos? El PP de Núñez Feijóo, sin demasiada concreción, alude a eventuales rebajas, en la medida de las posibilidades presupuestarias de la Administración gallega, mientras que Fernández Leiceaga (PSdeG) apunta a las rentas más altas y Ana Pontón (BNG) quiere la gestión gallega del Impuesto de Sociedades, el pilar de la recaudación.

La propuesta socialista pasa por el compromiso de "hacer ligeramente más progresiva la tarifa autonómica del IRPF", aumentando medio punto el tramo entre 47.600 y 60.000 euros de base liquidable; 0,75 puntos las rentas de entre 60.000 y 100.000 euros, y un punto a partir de los 100.000 euros.  

El PSdG también se plantea subir un 10% los tipos aplicables en el Impuesto de Patrimonio por encima del millón de euros, "con vigencia durante tres años, y comprometiéndonos a destinar la recaudación adicional así obtenida para financiar un Plan contra la Pobreza Infantil", según recoge su programa. Los socialistas apuestan por un nuevo impuesto que incluya todos los gravámenes medioambientales.  

La mesura del PP  

El programa económico del PP desprende cautela en cuanto a fiscalidad. "Seguiremos analizando la posibilidad de nuevas rebajas de impuestos en función de la recuperación de los ingresos de la comunidad autónoma". A pesar de esta mesura, introduce alguna pista. Por ejemplo, los de Núñez Feijóo quieren introducir nuevos beneficios fiscales en los tributos autonómicos vinculados a sectores estratégicos, y en aquellas inversiones destinadas a la creación de empresas.  

El PP también financiará, a través de rebajas tributarias o subvenciones, el desarrollo de contratos a tiempo parcial. Los populares se comprometen a mantener las rebajas introducidas en el tramo autonómico del IRPF y en el de Sucesiones y Donaciones.  

La audacia del BNG  

El programa económico de En Marea, a punto de presentarse, apenas introduce novedades en el ámbito de la fiscalidad. Es el BNG quien más se moja en este aspecto, instando a una suerte de cogestión autonómica en el Impuesto de Sociedades, la gran herramienta de recaudación que grava los beneficios empresariales.  

Los nacionalistas de Ana Pontón plantean actuar sobre los mínimos exentos del Impuesto de Patrimonio y sobre los tipos de gravamen del IRPF, "para que las rentas superiores a 100.000 euros anuales y los patrimonios superiores a 300.000 euros, excluida la vivienda habitual, aporten más al sostenimiento de los servicios públicos gallegos", así como dotar a la tarifa de una mayor progresividad. El BNG también quiere suprimir las modificaciones que se vienen realizando en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad