Zona precintada en el paseo de As Avenidas de Vigo, donde se derrumbó parte de la pasarela de madera provocando más de 300 heridos durante un concierto del festival 'O Marisquiño' / EFE
stop

Sanidade habla de 313 heridos como consecuencia del derrumbe del paseo de Vigo durante la celebración de O Marisquiño, cinco de ellos de gravedad

Economía Digital Galicia

Zona precintada en el paseo de As Avenidas de Vigo, donde se derrumbó parte de la pasarela de madera provocando más de 300 heridos durante un concierto del festival 'O Marisquiño' / EFE

A Coruña, 13 de agosto de 2018 (13:17 CET)

Las víctimas por derrumbe de un tramo del paseo de madera situado frente al edificio administrativo de la Xunta en Vigo, en un extremo de la dársena del puerto deportivo, ya superan los tres centenares. En concreto, el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez, confirmó este lunes que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) atendió a 313 personas, nueve de ellas menores, de las cuales cinco se encuentran en estado grave.

El accidente tuvo lugar sobre la pasada medianoche, cuando un tramo del paseo marítimo se desplomó provocando que decenas de jóvenes que en ese momento asistían a un concierto se quedasen atrapados entre los maderos e incluso se precipitasen al mar.

En la actualidad, nueve heridos siguen ingresados en varios centros hospitalarios de Vigo. Dos de ellos son menores, uno de los cuales podría recibir el alta a lo largo de la mañana de este lunes. En cuanto a los de mayor gravedad, dos de ellos permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Asistencia ejemplar

El conselleiro Jesús Vázquez, ha destacado que, ante el gran número de afectados, el personal sanitario procedió a calificar a los heridos para atender antes a aquellos que necesitaran un tratamiento más urgente. "Estuve en todos los hospitales en los que había más pacientes, principalmente contusionados. Estaban tranquilos y colaborando con los servicios sanitarios y atendiendo a la priorización de estos casos", apuntó.

El titular de Sanidade agradeció el trabajo de los profesionales sanitarios, algunos de los cuales "se incorporaron" a sus puestos "de forma voluntaria" ante el gran número de afectados por el accidente. Al lugar se desplazaron más de 40 ambulancias, 6 de ellas de soporte vital, además de otros efectivos de emergencias médicas, Policía y bomberos.

De momento, se desconocen las causas del siniestro, si bien todo apunta a un problema estructural, debido al enorme peso que tuvo que soportar la pasarela.

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad