Mas asegura que “sin garantías democráticas” no pondrá las urnas el 9N

stop

TRAS LA DIADA

 La consellera Ortega, y el President Mas./EFE/Toni Garriga

12 de septiembre de 2014 (11:21 CET)

Tras la Diada, con cientos de miles de personas en las calles de Barcelona, y después de que las principales entidades soberanistas le pidieran que ponga las urnas el 9 de noviembre, el President Artur Mas ha querido este viernes aceptar el reto, pero con algunas condiciones. Mas, en una entrevista en Rac1 ha asegurado que “se votará”, pero que no se organizará una consulta a cualquier precio. “Votaremos seguro, otra cosa serán las condiciones que no dependen sólo de nosotros”, ha precisado.

Mas quiere “garantías democráticas” para poder votar el 9 de noviembre. Y esas garantías quieren decir que “participen los del Sí y los del No”. Es decir, y asumiendo que los manifestantes de la Diada no se movilizaron tanto por el llamado derecho a decidir como por una apuesta clara y nítida por la independencia, Mas ha constatado que no se repetirán consultas en las plazas de los pueblos como ocurrió entre 2009 y 2011 en las que sólo participaron los favorables al sí.

Pero ese convencimento de Mas de que “se votará”, le ata las manos a la espera de alguna fórmula que el President asegura que se irá viendo, a medida que avance el guión previsto.

El temor a que la consulta no se reconozca

“Si no hacemos bien la consulta, será como un bumerán que caerá sobre nosotros", ha señalado, frente a los que exigen que se vote sí o sí. “Quiero poner las urnas el 9N de forma que se entienda el resultado en todos los lugares. Ahora tenemos pregunta y fecha. Nos falta la respuesta. Tenemos que ser capaces de tener una respuesta y que no se pueda poner en cuestión el resultado. Esto es responsabilidad de todos los implicados. ¿De que serviría haber hecho todo esto si después la respuesta no es válida o aceptada?”.

A juicio de Mas no todo está escrito. Puede suceder que el Tribunal Constitucional, tras suspender cautelarmente la consulta, decida de forma rápida sobre su contenido y permita que se pueda votar el 9N.

Mas necesita una respuesta

Y puede suceder que Mas acabe convocando elecciones al Parlament, con la idea de que sean, en la práctica, unas elecciones plebiscitarias. Aunque el líder de CiU nunca ha querido sustituir la consulta por unas elecciones, por lo menos no antes de intentar acabar la legislatura, la presión de los partidos soberanistas, en particular de ERC, o de las entidades cívicas, como la ANC, le podrían llevar a ello.

En la entrevista en Rac1, Mas ha dejado claro que necesita de forma “urgente” la respuesta ciudadana. “No puedo llevar el país hacia un lugar concreto antes de saber esa respuesta”, ha afirmado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad