Mariano Rajoy es el presidente del gobierno

Mariano Rajoy toma la iniciativa (y ello delata que los PGE están lejos)

stop

El presidente del Gobierno se juega la legislatura en un pacto con el PNV, que orquestará de forma directa. Rajoy modifica su agenda para evitar elecciones

Barcelona, 02 de abril de 2018 (10:30 CET)

El presidente de gobierno, Mariano Rajoy, se ha decidido a liderar personalmente las negociaciones para alcanzar el pacto que garantice la legislatura. Éste para por amarrar los presupuestos generales del Estado (PGE).

Rajoy ya ha mantenido “contactos de primer nivel” con los máximos jerarcas de Ciudadanos, PNV y Nueva Canarias. Espera encaminar las negociaciones en las próximas semanas, informa El País. 

Y ahora, es el turno de la aprobación de los presupuestos, una tarea de máxima importancia que orquestará de forma directa. Rajoy espera que la elección de un presidente de la Generalitat efectivo, sin cuentas pendientes con la justicia, facilite el pacto con los partidos.

El Gobierno prevé retirar el artículo 155 de la Constitución apenas tome posesión el nuevo presidente catalán.

Ese escenario le permitirá negociar de forma definitiva el acuerdo que tiene el veto de los nacionalistas vascos, que se resisten a emitir un voto favorable mientras el gobierno español mantenga su intervención en la Generalitat.

Rajoy espera que la elección de un nuevo presidente de la Generalitat le permita el apoyo de los vascos 

El calendario del presidente

Rajoy recibirá en persona "a las Kellys", el colectivo de camareras de piso que exige mejoras en sus condiciones de trabajo. La recepción parece un guiño a Nueva Canarias, cuyo voto será fundamental para evitar la enmienda a la totalidad.

Esta misma semana se espera atar los compromiso pendientes con Nueva Canarias, entre los que se encuentra el estatuto de autonomía, el régimen económico y el sistema electoral.

Rajoy tiene previsto reunirse con el lehendakari, Íñigo Urkullu, y con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, una vez se clarifique la situación catalana.

El gran escollo para el pacto será Ciudadanos. Albert Rivera quiere supervisar de cerca cualquier mejora que el gobierno español plantee al PNV. Rajoy parece convencido de aprobar los presupuestos pese al delicado equilibrio político del que depende la legislatura.

El crecimiento en las encuestas de Ciudadanos aumenta la presión de Rivera en múltiples materias. Hoy, la convocatoria a nuevas elecciones podría hundir al PP, según las encuestas.

Cinco votos prestados

La presión es tal, que el PP insta en paralelo al PSOE a prestarle cinco votos al azar para poder aprobar los PGE y evitar así el "chantaje" del PNV.

"Si yo fuera Pedro Sánchez prestaría cinco votos al azar para eliminar ese chantaje del PNV y automáticamente decir y hacer un discurso duro de oposición, pero mucho más digno", declaró el vicesecretario de política social y sectorial del PP, Javier Maroto, en una entrevista en RNE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad