Mariano Rajoy hace balance de 2017, un año marcado por Cataluña. EFE

Mariano Rajoy en siete frases

stop

Mariano Rajoy hace balance de 2017: flores a su gestión, avances de todo tipo y, claro, Cataluña. Lo resumimos en siete frases

en Barcelona, 29 de diciembre de 2017 (14:08 CET)

Mariano Rajoy hizo este viernes balance de 2017, un año marcado por el desafío independentista en Cataluña, y también por ser el primero, de los años de Gobierno de Rajoy, en el que gobernó en minoría. Ello le obligó a llegar a acuerdos con otros partidos, tanto para su difícil investidura como para aprobar leyes. Naturalmente, el líder del PP también sacó pecho de lo logrado este año, especialmente en lo económico. Lo resumimos en siete frases:

“Lo mejor de 2017 ha sido la consolidación de la recuperación económica, que se nota cada vez más en la situación de los ciudadanos”. A partir de ahí, abrió el cajón de los datos positivos: caída del paro, crecimiento económico, exportaciones, etc.

“Mi Gobierno y yo hemos dedicado muchas horas de diálogo y negociación con el resto de fuerzas políticas para buscar el entendimiento”, dijo sobre gobernar en minoría, algo a lo que no estaba acostumbrado…

“Ha sido un año extraordinariamente difícil, con algo tan desestabilizador como la declaración de independencia de una parte de nuestra nación”. Ya sobre Cataluña. Esto solo era un aperitivo. “El único riesgo para la economía es el factor desestabilizador de Cataluña”, añadió.

Rajoy evitó responder qué hará en el PP catalán tras el 21-D, así como si Puigdemont es elegido presidente

“Lo más importante es que todo el mundo sabe ya que España tiene herramientas para defenderse”, dijo sobre el 155. “Se ha aplicado la ley para defender la ley”, agregó, y ya cansado de preguntas sobre el tema catalán, soltó: “Yo lo que quiero es que esto se termine”.

“Espero que cuanto antes podamos contar con un gobierno en Cataluña capaz de dialogar y entenderse con todos los españoles, no solo con la mitad, y con las autoridades españolas”. Concordia, diálogo y respeto de la ley fueron algunas de las palabras más repetidas por Rajoy al hablar de lo que espera del futuro gobierno catalán. Anunció también que convocará la sesión constitutiva del Parlament el 17 de enero.

“El resultado para el PP en Cataluña no fue bueno, pero no es extrapolable” a nivel nacional. Como ejemplo, la diferencia entre el resultado de la coalición de Podemos en las generales en Cataluña, cuando ganó, y el 21-D, cuando solo logró ocho escaños. Sobre si va a relevar a Xavier García Albiol, soltó un simple y cansado “nah”, que naturalmente no es un , pero tampoco termina de ser un no.

“Yo no pondría como candidato de mi partido a alguien que se ha fugado de la justicia. Es de sentido común”. Mensaje a Carles Puigdemont, al PDECAT y al Parlament entero. ¿Pero qué hará si la cámara catalana elige a Puigdemont como presidente de la Generalitat? Eso no lo ha respondido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad