Marea Atlántica responde a Alvariño: "No somos enemigos de Inditex ni de las pequeñas empresas"

stop

La candidatura de Xulio Ferreiro asegura que cumplirá su programa "pragmático y realista" y apunta que es el discurso del miedo el que genera inestabilidad

Xulio Ferreiro, na noite electoral

en A Coruña, 30 de mayo de 2015 (06:16 CET)

El triunfo de las candidaturas ciudadanas en las pasadas elecciones municipales ha generado cierta preocupación en algunos sectores del empresariado. Juan Rosell, presidente de la CEOE, pidió directamente a los nuevos alcaldes surgidos de las llamadas mareas que olviden su programa. José Manuel Fernández Alvariño, el líder de la patronal gallega, fue más comedido y se limitó a pedir estabilidad, si bien matizó que una cosa son los programas y otra la realidad, que muchas veces no permite llevarlos a cabo.

Con estos antecedentes, las candidaturas de unidad popular se han encontrado posicionadas frente a los empresarios antes siquiera de que se haya formado gobierno alguno. ¿Son perjudiciales para la economía? ¿Lo son sus programas? Marea Atlántica dice sentirse muy lejos de esa idea. "No vemos a Inditex como un enemigo ni tampoco a los pequeños empresarios, muchos de ellos nos votaron y nunca nos han percibido como una amenaza", aseguraron fuentes oficiales de la candidatura de Xulio Ferreiro a Economía Digital.

El programa es "pragmático y realista"

A las compañías les gusta innovar mucho en su casa, pero poco en la política. Los escenarios estables, previsibles, minimizan riesgos y facilitan las inversiones. Esa es la idea, casi un dogma de fe en la patronal gallega, con buenas relaciones con la CEOE. Pero en Marea Atlántica responden: "No llevamos la inestabilidad en nuestro programa, inestabilidad es lo que ha habido hasta ahora".

En la candidatura que, a priori, se hará con la alcaldía de A Coruña, molesta que se utilice el "discurso del miedo" para dar a entender una confrontación entre las empresas que generan empleo y las políticas que pretenden desarrollar.

Lejos de esa idea, consideran que su programa es "accesible, pragmático y realista" y se comprometen a hacer todo lo posible para llevarlo a cabo. Aquí Rosell pincha en hueso. En Marea Atlántica creen que se está formando una "caricatura" de las candidaturas de unidad popular que está cada vez más lejos de la realidad.

La responsabilidad de los poderosos

Argumentan que las empresas son piezas clave en su idea de futuro para la ciudad, si bien recuerdan que en esa categoría no están solamente Inditex, Iveravante o Gadisa; sino también las pymes y los empresarios hosteleros. Su intención es contar con todos, también con los más poderosos.

"Cuando le decimos a un banco que no desahucie, no queremos hacerle un chantaje. Queremos pedirle responsabilidad porque existe un problema social al que hay que hacer frente", explican a modo de ejemplo. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad