Mangouras admite que detectó corrosión en los tanques

stop

El capitán del Prestige ha alegado su edad avanzada para no contestar a todos los letrados

Sala habilitada en el recinto Expocoruña para el juicio

13 de noviembre de 2012 (12:08 CET)

Diez años después de la catástrofe del Prestige, el capitán del petrolero, Apostolos Mangouras, declara ante la Audiencia Provincial de A Coruña, desplazada para la ocasión al recinto ferial Expocoruña, en un juicio que se retrasó una década. Mangouras ha admitido este martes que detectó "corrosión" en los tanques de lastre del buque cuando asumió el relevo del barco en septiembre de 2002 --dos meses antes del siniestro marítimo--, pero descartó que hubiese "rotura". El capitán del buque no aludió, sin embargo, a esa corrosión en un informe firmado por él, el 30 de octubre de 2002, en el que certifica que "no hay defecto" en los tanques y que están "en buenas condiciones".

Las preguntas de la Fiscalía se están centrando en las inspecciones realizadas al buque. El entonces capitán del Prestige ha reiterado que no participaba en las revisiones y que no está capacitado para determinar el grado de corrosión que tenían los tanques. "No tenía nada que ver conmigo", recalcó. Sin embargo, reconoció que el inspector no supervisó los tanques pese a que “tenía que verlos”, pero no le pidieron que los vaciase para poder inspeccionarlos, expuso Mangouras.

Por otra parte, ha asegurado desconocer que el petrolero tenía prohibido operar en más de una decena de puertos, entre ellos Estados Unidos, Cuba, Líbano, Finlandia o Dinamarca. "Durante mi servicio en el barco no llegamos a estos países", ha sentenciado.

'Avanzada edad'

Apostolos Mangouras tiene 77 años. Su letrado, José María Ruiz Soroa, ha alegado su “avanzada edad” para no contestar a todos los abogados personados en la causa por la catástrofe marítima.

En el inicio de la vista oral ha indicado que su cliente solo contestará a las preguntas de la Fiscalía, de la Abogacía del Estado y de la defensa. También contestará a los letrados de las entidades consideradas responsables civiles, la aseguradora London Steam-Ship Owners Mutual Insurance Association Limited y el Fondo Internacional de Indemnización de daños por la contaminación de hidrocarburos (Fidac).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad