Los trabajadores de Maderas Iglesias iniciaron el pasado 28 de agosto una huelga indefinida

Maderas Iglesias inicia huelga indefinida

stop

Los trabajadores de Maderas Iglesias denuncian con un paro masivo los incumplimientos de la empresa y el retraso en el pago de sus nóminas

A Coruña, 28 de agosto de 2018 (17:24 CET)

Los trabajadores de la empresa Maderas Iglesias han cumplido finalmente sus amenazas. Este martes, la plantilla de la firma con sede en la localidad pontevedresa de O Porriño ha iniciado a primera hora de la mañana una huelga indefinida para reclamar el pago de sus nóminas, que acumulan incumplimientos y retrasos.

La protesta, que sirve también para denunciar otra serie de incumplimientos por parte de la empresa, ha tenido un “seguimiento total” entre los trabajadores, según han indicado desde el sindicato CIG. Los empleados, que permanecen desde primera hora concentrados ante las instalaciones de la fábrica, critican la "falta de voluntad" de la empresa para poner fin al conflicto.

En este sentido, el portavoz de la CIG, Xulio Vicente, también ha lamentado que la Xunta "no da señales" pese al compromiso aprobado en sede parlamentaria de trabajar para salvaguardar los 200 empleos de la planta. "Ahora estamos pendientes de una reunión con el Igape que, como siempre, cuando el tema sale en medios, se acuerdan de nosotros, pero el que tiene que intervenir es el conselleiro de Economía e Industria", ha señalado Vicente.

Motivos de la huelga

Según explican desde el sindicato, la empresa debe a sus operarios el salario de julio y dos pagas extras (la de Navidad del pasado año y la de verano de éste). Además, denuncian que la dirección de la firma se incumplen "de forma continuada" desde hace cuatro años los plazos de pago de las nóminas.

A esto hay que añadir el hecho de que, como lamentan los empleados, los responsables de la compañía siguen sin aclarar sus planes de futuro con respecto a la actividad productiva, lo mismo que sucede con los problemas de financiación que arrastra la empresa y que le impiden tener liquidez y mantener su normal funcionamiento.

Por último, como recuerdan desde la CIG, está pendiente la negociación del convenio colectivo de Maderas Iglesias que, como apuntan, está paralizada desde principios del año 2016. Este es otro de los motivos por los que la plantilla ha optado por ir a la huelga y denunciar con un paro masivo la situación por la que atraviesa la plantilla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad