Los seguidores de Macron festejan su triunfo. EFE

Francia respira aliviada con el triunfo de Macron

stop

Macron obtiene la victoria con el 64% de los votos. Se espera que los mercados reaccionen con el mismo entusiasmo que tras la primera vuelta

Barcelona, 07 de mayo de 2017 (20:03 CET)

Era previsible: Emmanuel Macron será el próximo presidente de Francia. El candidato liberal ha logrado un 64% de los votos contra la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, que alcanza un 36%.

Francia y el resto del mundo suspiran aliviados, aunque no dejan de mirar con preocupación el crecimiento del ultra nacionalismo que cala hondo con su mensaje populista en amplias capas de la población, desde los sectores de clase media de los pequeños pueblos a los populares suburbios de Paris, Marsella y Lyon. La incertidumbre económica, el fantasma del terrorismo y los temores a la inmigración han servido para atizar la candidatura de Le Pen, pero el resto de fuerzas políticas le han dado la espalda y han respaldado a Macron.

De todas formas, también la clase política francesa deberá tomar en cuenta la alta abstención que se ha registrado en esta segunda vuelta de las elecciones: un 25%, la cifra más baja en una segunda vuelta desde 1969.

Las plazas financieras esperan un repunte similar al día después de la primera vuelta

Se espera que este lunes los mercados otorguen un voto de confianza a la victoria de Macron. El representante socioliberal, exministro de Economía del socialista François Hollande, se ha mostrado como un firme partidario de la Unión Europea, un discurso opuesto a la postura eurofóbica de Le Pen. Las advertencias de una salida del euro de la ultra nacionalista habían disparado las alarmas en la economía francesa. Dejar la moneda única hubiera costado al país entre 30.000 y 60.000 millones de euros anuales por el aumento de los intereses de la deuda pública, según el Banco de Francia, y hubiera desatado una tormenta financiera.

Cuando Macron ganó la primera vuelta de las elecciones, la bolsa de Paris, el índice Euronext, pegó un brinco de 6,09% y desde ese entonces, ha subido un 7,79% adicional. El IBEX 35 tuvo un comportamiento similar: el lunes siguiente a la primera vuelta registró un alza del 3,76%, la mayor subida desde octubre de 2015. Y desde ese entonces, ha registrado un crecimiento del 3,42%.

Esta ola de optimismo se expandió por el resto de principales plazas de Europa y ha continuado en la segunda semana después de los comicios, en la que las bolsas europeas también se han anotado fuertes subidas.

Las empresas españolas confían en la estabilidad de la economía francesa

La victoria de Macron refuerza la estabilidad de la zona euro y en consecuencia, abren la puerta a que el BCE pueda subir los tipos de interés en un futuro próximo, por lo que despierta un apetito de compras en los inversores.

Esta tranquilidad en las plazas financieras alivia a las empresas del IBEX con intereses en Francia. Por ejemplo Abertis (con un tercio de sus beneficios provenientes del país vecino), Inditex y Arcelormittal, con parte de sus ventas localizadas en territorio galo, se han anotado avances en bolsa estas semanas, así como Red Eléctrica, AENA o Telefónica, que podrían verse perjudicadas si aumentaran las primas de riesgo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad