Los 'vecinos' de Repsol, Alcoa y Endesa respiran el aire más contaminado de Galicia

stop

Cinco estaciones de A Coruña detectan niveles de contaminación que superan los límites fijados por la OMS; las centrales de Meirama y As Pontes, junto al tráfico portuario y la gran industria son los principales emisores

Instalaciones de Endesa en As Pontes

en A Coruña, 10 de junio de 2016 (03:13 CET)

Un reciente informe publicado por Ecologistas en Acción recopila los datos de 51 estaciones de calidad del aire de la red de la Xunta, de los concellos de A Coruña y Ourense y de distintas instalaciones industriales. Los datos muestran mayores niveles de contaminación en los núcleos urbanos de Vigo y A Coruña, siendo la ciudad herculina, junto con Arteixo, donde peor aire se respira.

De hecho, hasta cinco de las siete estaciones de A Coruña detectan niveles de partículas (materiales suspendidos en forma particular como hollín, metal, polvo, cenizas o cemento) superiores a los máximos fijados por la OMS, y otras dos rebasan el límite en dióxido de azufre.



Repsol, Alcoa y Sabón

Se trata de las ubicadas en Torre de Hércules, Castrillón, San Diego, Riazor y A Grela. Todas detectan niveles superiores a los saludables en partículas menores de 2,5 micras –las más perjudiciales-- y, tres de ellas, también lo hacen en partículas menores de 10 micras, Torre de Hércules, Riazor y A Grela.

En las más próximas a Alcoa, Repsol y SGL Carbón es donde se sitúan los niveles más elevados. De hecho, en A Grela está una de las estaciones de toda Galicia que registra mayor dióxido de azufre en el aire, con 50 días del año en el que se superaron los máximos fijados por la OMS.

Las otras dos son las de Cementos Cosmos en Sarria, con los niveles más altos de Galicia pese a que la cementera apenas operó durante el año pasado, y la ubicada por Repsol en Arteixo, la otra localidad de Galicia con peor calidad del aire, si se tienen en cuenta los registros de partículas y dióxido de azufre.

Las térmicas 

El área de A Coruña se ve influenciada por lo que, a juicio de los autores del estudio, son los principales focos contaminantes de Galicia: el tráfico portuario, el tráfico rodado, grandes industrias como Alcoa o Ferroatlántica y las térmicas de Meirama y As Pontes.

La de Endesa se sitúa entre las más contaminantes de España, aunque a pesar de su tamaño no lidera el ranking. Registra unas emisiones anuales de 305 toneladas de partículas, 9.000 de dióxido de nitrógeno y 7.000 de dióxido de azufre. Las centrales de la propia Endesa en León y Teruel son más contaminantes.

La de Gas Natural, más pequeña, emite 105 toneladas de partículas, 3.500 de dióxido de nitrógeno y 5.800 de dióxido de azufre, en datos de 2014.



Las ciudades y una franja crítica

Ecologistas en Acción sostiene que "2,5 millones de gallegos respiran un aire perjudicial para la salud según las recomendaciones de la OMS", encontrando afectaciones importantes en el cinturón industrial conformado por Arteixo y A Coruña y el área industrial de Vigo. Una de las dos estaciones ubicadas por PSA Citröen detecta niveles superiores a los fijados por la OMS en partículas menores de 2,5 micras.

Junto a estos núcleos, "la contaminación generada desde estos grandes focos de emisión se extiende por el resto del territorio gallego afectando a zonas más alejadas y rurales en la forma de ozono troposférico, como sucede por ejemplo en la franja Ordes-Eume, zona de calidad del aire que se extiende por áreas de las provincias de A Coruña y Lugo muy influenciadas por la contaminación de las centrales de carbón de As Pontes (Endesa) y Meirama (Gas Natural Fenosa)".

Dióxido de azufre

En cuanto al dióxido de azufre, el informe concreta que "se registraron superaciones de la concentración media diaria que la OMS recomienda no rebasar nunca" en en lugares próximos a la central térmica de carbón de Meirama o a grandes industrias.

Las superaciones tuvieron lugar en "cinco de las seis estaciones de A Coruña que miden este contaminante, así como en Pastoriza (Arteixo), en Oural (Sarria, Lugo) y en Xove (Lugo), bajo la influencia de las emisiones del área industrial de Arteixo-A Coruña, de Cementos Cosmos y de Alcoa San Cibrao, respectivamente".

Alcoa, tras las críticas de la asociación ecologista Arco Iris por las altas cantidades de dióxido de azufre en A Coruña, ya había afirmado que cumple escrupulosamente la normativa y que destina imporantes inversiones a medio ambiente para ello, al ser uno de los compromisos de la compañía. Cementos Cosmos, por su parte, recuerda que apenas tuvo actividad el año pasado en Oural, por lo que rechaza que los índices de contaminación deban atribuirse a sus operaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad