Los transportistas sólo podrán reclamar el céntimo sanitario desde 2010

stop

Feijóo descarta que el desembolso tenga que ser asumido por la Xunta

27 de febrero de 2014 (23:18 CET)

La devolución del llamado impuesto del céntimo sanitario, después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) lo declarase ilegal, no afectará a Galicia del mismo modo que el resto de comunidades que lo aplican. Tampoco se cree que los afectados puedan percibir la totalidad de los impuestos abonados desde que se puso en marcha el tributo.

Durante los años a los que se refiere el dictamen el gravamen era más bajo en la comunidad. Impuesto en 2004 por el conselleiro de Economía de Fraga, José Antonio Orza, penalizaba 1,2 céntimos el gasoil y 2,4 céntimos la gasolina. El año pasado, Feijóo lo subió a los 4,8 céntimos.

Pero, aunque el volumen de devolución en Galicia sea menos cuantioso, ¿quién lo devolverá? Feijóo tiene claro que no será la Xunta, y que las cuentas hay que pedírselas al Estado. "Le corresponde al Estado responder al pronunciamiento de la Unión Europea, no a las comunidades. En nuestra opinión, tras haberlo estudiado, ésta es una cuestión que corresponde a la Hacienda Pública estatal en su relación con la UE dado que ese impuesto fue diseñado por el Estado para la financiación de las comunidades", dijo.

Dificultades de cobro

Los transportistas gallegos se felicitaban este jueves por el dictamen europeo, aunque indicaban que el cobro de los impuestos abonados no será tan fácil. “No se percibirá el cobro por todos los años que se pagó, ya que hay ejercicios que ya habrán suscrito”, indicaba Carlos García, secretario de Fegatramer. “Durante todos estos años en Galicia hubo muchas pequeñas empresas de transporte, con uno o dos camiones que nunca presentaron alegaciones. Sobre todo lo hicieron los grandes grupos”, explica.

De momento, los técnicos de Ministerio de Haciencia (Gestha) estiman que la cifra que deberá devolver el Gobierno rondará los 3.956 millones, un importe muy inferior a los 13.000 millones que recaudó por este concepto el tiempo en el que estuvo vigente (fue modificado como tal en 2012).

“No todo será reclamable”

En un comunicado, Gestha atribuye este desfase entre lo ingresado y lo que ahora deberá reintegrar a la prescripción de 9.176 millones correspondiente a los ejercicios fiscales anteriores al establecer la Ley General Tributaria un periodo máximo de cuatro años para la solicitud de ingresos indebidos.

Por ello, aclaran que "no todo será reclamable" ya que los consumidores que quieran beneficiarse de la sentencia del TUE sólo podrán solicitar su devolución en el periodo comprendido entre marzo de 2010 y diciembre de 2012.

Eso sí, desde Gestha se hace hincapié en las dificultades a las que se enfrentarán los consumidores que quieran exigir la devolución de lo pagado, ya que deberán aportar a la Agencia Tributaria las facturas de los distintos repostajes, con el desglose de los litros consumidos y el detalle del impuesto devengado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad