Los sindicatos temen por el futuro de 1.500 empleados de la Xunta

stop

Sostienen que con el proceso de amortización de plazas, “al finalizar el año no quedarán apenas interinos en la estructura central de la Administración”

Manifestación de funcionarios en Santiago de Compostela

15 de enero de 2013 (20:31 CET)

Los sindicatos con representación en la Administración Pública Gallega dicen que entre el personal ha cundido “verdadero pánico”. Sostienen que la Xunta eliminará más de 1.500 puestos de trabajo este año. Los principales damnificados: el personal temporal y el interino.

Pero, ¿cómo acometer esta reducción? El sindicato CSIF explica que el Ejecutivo gallego sostiene su intención sobre la Ley de Presupuestos de este año, que aún está sin aprobar.

Amortización de plazas

El proyecto de ley indica que se dejará sin dotación presupuestaria las plazas vacantes (sin ocupación efectiva) dentro de la Administración. Este será un paso previo a la amortización de la plaza o, lo que es lo mismo, su destrucción definitiva.

El CSIF denuncia que ya se está aplicando este procedimiento y que, aún sin aprobar la normativa, “la Dirección Xeral de Orzamentos está dejando sin dotación económica puestos de trabajo con independencia de que estén o no ocupados”, indica.

Personal interino y temporal

La amortización de plazas vacantes, en si misma, no destruye empleo, pero sí lo hace de forma indirecta. Según las centrales, el golpe a los interinos vendrá cuando comiencen a convocarse los concursos de traslados dentro de la Administración. “Un funcionario de carrera puede optar en el concurso de traslados a vacantes puras, que no están ocupadas por nadie, o a las impuras, que están ocupadas por interinos”, explica el sindicalista del CSIF, José Francisco Sánchez Brunete. “Cuando el funcionario ocupa la plaza del interino, este quedará fuera y ya no tendrá opción de optar a otra plaza, ya que la ley manda que se amorticen”, explica.

“A la vez, la plaza originaria que deja el funcionario de carrera quedará vacante y tampoco será ocupada de nuevo. No va a haber despidos, como dice la Xunta, pero sí una destrucción de empleo brutal”, explica Fernando García, de la CIG.

Facenda se defiende

Las previsiones de los representantes de los trabajadores son duras. Sostienen que si la Ley de Presupuestos se lleva a cabo en estos términos, al finalizar el año, “apenas quedarán interinos” en los servicios generales de la Administración gallega. “Y todo esto sin contar con los puestos de trabajo que puedan desaparecer en el Servizo Galego de Saúde (Sergas), y en los entes instrumentales”, añaden.

Las previsiones de los sindicatos han desatado la alarma y han sido contestadas por la Xunta. Fuentes de la Consellería de Facenda aseguran que el proyecto de ley de presupuestos “no supondrá la pérdida de ningún efectivo, ni el despido de ningún interino”, puesto que se trata de “vacantes” que están sin ocupar.

“Lo que dice la Xunta no es más que una verdad a medias”, sostienen los sindicatos que, además, no tienen un único frente abierto con la Administración.

El descanso del personal laboral


Los representantes de los trabajadores públicos negocian con el Ejecutivo gallego la anulación de la disposición decimoséptima de los presupuestos gallegos por la que se suprime el descanso de dos días a la semana para el personal laboral.

De llegar a un acuerdo entre ambas partes, el PP --el grupo mayoritario en el Parlamento gallego-- propondrá una enmienda al proyecto de ley que se tramita en la Cámara a fin de dejar sin efecto esta parte del texto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad