Los sindicatos abren la puerta a la moderación salarial

stop

A cambio, Toxo y Méndez piden desbloquear los convenios colectivos y un compromiso firme de las empresas para contener los beneficios e invertir los excedentes en mejorar la producción

Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO)

18 de agosto de 2011 (18:14 CET)

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, han enviado una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para expresarle su preocupación por la gravedad de la situación económica y realizar una serie de propuestas dirigidas a dinamizar la actividad. Entre otros, los dirigentes sindicales se muestran dispuestos a seguir apoyando la moderación salarial más allá de 2012, año en el que concluye el acuerdo de negociación colectiva que firmaron con la patronal, a cambio de desbloquear los convenios colectivos y de un compromiso firme de las empresas para contener sus beneficios empresariales y para invertir sus excedentes en la mejora del tejido productivo.

"Los salarios deben mantener una senda de moderación en su crecimiento, como el establecido en el actual acuerdo de negociación colectiva (AENC), con una extensión a un periodo temporal más amplio, pero el esfuerzo será baldío y contraproducente si no está acompañado de un compromiso firme de contención de los beneficios empresariales y un esfuerzo adicional de inversión de los excedentes obtenidos para ampliar y mejorar el tejido productivo español", aseguran.

Toxo y Méndez condicionan también el mantenimiento a futuro de la moderación salarial al desbloqueo de la negociación colectiva, para poder suscribir así los convenios correspondientes a 2011. Según denuncian, el retraso está afectando al poder adquisitivo de los trabajadores, que ven crecer sus sueldos por debajo de la inflación, lo que a su vez merma las posibilidades de reactivación económica. Los dirigentes sindicales piden a Zapatero que cumpla el acuerdo sobre funcionarios.

Control sobre precios

En la misma misiva, los sindicalistas aseguran que la economía española debe aprovechar "todas las bazas disponibles" para mejorar su cuota de mercado nacional e internacional. Por ello, consideran imprescindible conseguir un "estricto" control de los precios de los bienes y servicios nacionales para que evolucionen de manera "razonable" y todo ello, dicen, debe hacerse "con la colaboración de todos los agentes económicos" con influencia en el proceso.

Para Toxo y Méndez, es especialmente importante controlar los precios en algunos bienes que tienen mucha influencia en la capacidad adquisitiva de las rentas más bajas, como la energía, el transporte público y los alimentos. "El esfuerzo en esos apartados debe ser especialmente intenso, mediante incluso el uso de una regulación pública más intensa durante un periodo de tiempo", alegan.

Los dirigentes de CCOO y UGT instan, además, a una recapitalización "rápida" del sistema financiero para conseguir normalizar los canales de crédito, así como a acometer reformas que racionalicen el gasto público y reduzcan las duplicidades entre administraciones. Al mismo tiempo, consideran imprescindible mejorar los ingresos públicos para sostener un nivel de gasto adecuado a las necesidades del país. "Los compromisos de austeridad se concretan en alcanzar saldos sostenibles, no en la mera reducción de la presencia del sector público en la economía", argumentan.

Cambios fiscales

En materia fiscal, piden que la lucha contra el fraude fiscal se convierta "en seña de identidad" de todas las administraciones públicas. Asimismo, solicitan que se reinstauren los tipos de gravamen en el Impuesto sobre Patrimonio y en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones; que se modifique el sistema de estimación objetiva de las rentas de actividades económicas dentro del IRPF; y que se implante una tarifa progresiva de entre el 15% y el 25% de la tributación de los rendimientos del ahorro y plusvalías en el IRPF.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad