Los recortes ahogan la formación para parados

stop

Comisiones Obreras aplica un ERE a 24 empleados de Forem tras perder el 40% de sus ingresos

Oficina de empleo en Valladolid

18 de septiembre de 2012 (23:18 CET)

Los centros de formación para parados y trabajadores en activo han visto reducido su presupuesto casi a la mitad en el último año. Las partidas que el Gobierno destina a la formación en Galicia y que administra la Xunta han pasado de los 67 millones de euros en 2011 a los 39 millones de euros de este año. Lo que supone un 20% menos en los presupuestos para cursos destinados a desempleados y un 75% menos para la formación de trabajadores en activo.

El drástico recorte ha provocado que Comisiones Obreras, amparándose en la reforma laboral contra la que se manifestó, aplique un ERE de extinción a 24 empleados de su Fundación para la formación, Forem, con una indemnización de 20 días por año trabajado.

Esta es solo una de las consecuencias de los recortes, en un escenario en el que se esperaba “que se mantuvieran unas partidas dignas para la formación ante los niveles de desempleo en los que nos movemos”, apuntan desde la CIG. La otra es el descenso en el número de cursos, que se han reducido casi al 50%. El sindicato calcula que se ha habilitado una plaza por cada 25 parados.

Impagos

Además de la caída en los presupuestos, los principales sindicatos gallegos –UGT, CC.OO. y CIG-- han denunciado la gestión de la Xunta en relación a los fondos de formación. Según afirman, la consellería de Traballo no ha abonado a los centros el dinero para pagar las becas de los empleados inscritos en los cursos.

“La Administración debe adelantar por ley el 25% de la subvención concedida a los centros --el año pasado era el 80%-- para que podamos abonar la beca a los desempleados que acuden a los cursos, muchos de ellos desplazándose desde mucha distancia e incurriendo en gastos”, explica Anxo García, responsable de Forga.

“Lo cierto es que hasta el momento no han pagado nada a los 12.000 desempleados que están realizando un curso y que no computan como inscritos en la lista de parados”, concluye.

Retrasos

El último tropiezo con el que se han encontrado los centros de formación es con el atraso de varios meses en la publicación de los cursos. Las iniciativas formativas para desempleados se aprobaron por la Xunta en julio, cuando acostumbraban a publicarse en el mes de marzo, mientras que los cursos para trabajadores en activo se hicieron públicos esta misma semana.

Los sindicatos se han quejado del retraso, ya que “obliga a organizar los cursos en muy poco tiempo, lo que va en detrimento de la calidad de la formación impartida”, explica García.

El caso de Comisiones Obreras

El expediente de regulación de empleo puesto en marcha por Comisiones Obreras ha provocado la reacción de los trabajadores de Forem, que han anunciado una huelga indefinida a partir del próximo lunes. Al mismo tiempo, ha reactivado las quejas del sindicato contra los recortes en las partidas. "No podemos sacar de donde no hay. No tenemos ninguna fuente para poder incrementar el dinero porque nuestro único recurso son los fondos destinados a la formación”, afirmó Xavier Dongil, secretario de Fromación para el empleo de CC.OO.

En la misma línea se ha manifestado Anxo García. “No entraré en lo que sucede en Forem, pero lo cierto es que somos entidades colaboradoras de la Xunta, sin ánimo de lucro. No podemos vender acciones ni ampliar nuestro capital, si nos recortan estas son las consecuencias”, concluye.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad