Los pufos del PP valenciano uno a uno, según los informes tapados de la sindicatura

stop

Con el final de año aparece la documentación que detalla una gestión ruinosa de Alberto Fabra y Francisco Camps. El partido no se defiende de las acusaciones de "mala gestión" debido a la distante relación personal entre los líderes populares

Jesús Montesinos

El ex presidente de la Generalitat, Alberto Fabra (izq), y su sucesor, el socialista Ximo Puig (der)
El ex presidente de la Generalitat, Alberto Fabra (izq), y su sucesor, el socialista Ximo Puig (der)

Valencia, 02 de enero de 2015 (04:00 CET)

Como una traca en los últimos días de 2015, a los seis meses del nuevo Consell de la Generalitat (PSOE, Compromís y Podemos) aparecen cantidad de informes y documentos que avalan la tesis de que el Partido Popular (PPCV) realizó una desastrosa gestión durante sus años de gobierno de la Comunidad Valenciana. En la misma semana que se ha producido el sorpasso de la alianza electoral Compromís/Podemos sobre el PSPV/PSOE, con 742.250 votos de los primeros sobre los 505.186 de los segundos, han aparecido todo tipo de informes contra la gestión del PPCV. Un sorpasso que ya tenido las primeras consecuencias con la polémica en el seno del Consell por el nombramiento de Alberto Hernández Campa, marido de la consellera de Sanidad, la lermista Carmen Montón, como director general de Egevasa, sociedad dependiente de la Diputación de Valencia que gobierna el socialista Jorge Rodríguez. Mónica Oltra no ha dejado pasar la ocasión de disentir de Ximo Puig

Al balance sobre lo hecho por el PPCV, se une el informe del Síndic de Greuges, Vicente Martín Queralt, donde todavía queda peor parado el Consell de Alberto Fabra, por errores manifiestos en la gestión de la administración pública y las empresas dependientes. Por cierto: este será el último informe que hará el actual síndico, nombrado en la etapa del PP, que pronto será sustituido por el histórico socialista Antonio Mira. Al final lo que queda en cuestión, según estos datos, es el modelo político de grandes proyectos que realizaron Eduardo Zaplana, José Luis Olivas, Francisco Camps y Fabra y la forma en que se gestionaron los muchos recursos públicos durante estos años. Según el Sindico y los informes conseguidos por Economía Digital los restos del naufragio quedan así.    

Ciudad de las Artes y las Ciencias

El Síndic de Greuges acusa a la dirección de CACSA (Ciudad de las Artes y las Ciencias) de que nunca reclamó al que fue operador durante 12 años (Parques Reunidos) el cumplimiento del contrato; extremo que en 2014 ya se valoraba en 40,3 millones, entre los que destacan la falta de mantenimiento y el incumplimiento del compromiso de comprar tres orcas. En el complejo de la Ciudad de Artes y Ciencias también se ha valorado como despropósito la construcción del ágora, con 5.000 localidades y que sigue sin usar pese a que Camps quiso inaugurarla en 2009.  

Instituto Valenciano de Finanzas

Durante años fue el banco público para financiar proyectos públicos de gran dimensión y algunas empresas privadas. Según el Síndic, en 2014 ya detectaron una concentración del riesgo en proyectos fallidos. El riesgo se valora en unos 1.193 millones de euuros, de los que 781,5 son créditos y 412 avales. Entre ellos destacan: 358,4 millones a CACSA; 177,8 a EPSAR (Saneamiento de Aguas) y 40,5 a Feria de Alicante. Y también hay créditos y avales a Kelme, COEPA, Valmor y Ciegsa.

Sociedad de Garantías Recíprocas

Su riesgo está valorado en 371,3 millones de euros y ya se dan como seguras unas pérdidas por fallidos de 118 millones  

Ciudad de la Luz

El gran complejo cinematográfico de Alicante arrastra un déficit de 93,3 millones de euros. Pierde 12 millones al año aunque está cerrado. Y tienen que subastaroa por instrucciones de la Unión Europea por incumplimiento en el régimen de subvenciones.  

Fórmula 1

La Generalitat deberá pagar 75 millones hasta el 2023 por un circuito de Fórmula 1 que tuvo que ser cerrado por Fabra ante los enormes costes que suponía celebrar las carreras. Ahora, aquella inversión de 100 millones está abandonada y la empresa concesionaria de la gestión Valmor (Fernando Roig, Bancaja, Jorge Martínez y Vicente Cotino) fue adquirida por el Consell, algunos de cuyos miembros se encuentran imputados por el método y la cantidad por la que compraron la sociedad.  

Sociedad de proyectos temáticos de la Comunidad Valenciana

En su sesión de fin de año, el Consell que ahora preside Puig, aprobó una reducción del capital social de esta sociedad en 187 millones, para restablecer el equilibrio entre patrimonio y capital. RTVV, la televisión valenciana, está cerrada, en liquidación y sin trabajadores. Pero en 2014 perdió 54,7 millones de euros  

El PP no se defiende

El último dossier que circula es el que contiene el detalle del incumplimiento en el compromiso de gasto del anterior Consell del PPCV. Según estos datos, el gobierno de Fabra fijó su compromiso de gasto pendiente en 44.099 millones, el 80 % del cual era deuda pública (FLA) e intereses. Pero la deuda sanitaria no incluida se calcula en 432,9 millones y una parte de los préstamos para obras a la Feria de Valencia se estiman en 308,9 millones (el total de la deuda de la Feria de Valencia por obras supera los 1.000 millones). La última acusación de "mala gestión" viene directamente de fuentes de la Generalitat, que anuncian haber encontrado abandonados 375.000 ejemplares de 2.100 libros en un almacén. Son libros de encargo que nunca fueron distribuidos y que ahora irán a las bibliotecas públicas de la Comunidad Valenciana. Hasta el momento, no ha habido pronunciamiento del PPCV respecto a las acusaciones sobre la mala gestión. Quizá porque la actual dirección de este partido (Isabel Bonig, próxima a Rita Barberá) tiene muy mala relación con Fabra y Camps.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad