Los políticos implicados en la 'Pokemon' mantienen “la conciencia tranquila”

stop

“Ni sobres, ni sobornos, ni enchufes, ni cohechos, ni prevaricación”, sostiene el alcalde de Lugo, López Orozco

03 de febrero de 2014 (14:15 CET)

Tras levantarse parte del sumario de la Operación Pokémon que investiga una trama corrupta que pivota alrededor de la empresa Vendex, los políticos cuyos nombres aparecen señalados en las investigaciones de Aduanas han apelado este lunes a la presunción de inocencia. De momento, todos tienen la conciencia tranquila.

El alcalde de Lugo, el socialista Xosé Clemente López Orozco asegura que nunca ha aceptado ningún soborno y que, de momento, la dimisión no entra en sus planes. “Nunca acepté ni me ofrecieron ningún soborno. No dimito porque tengo la fortaleza de mi inocencia”, declaró el regidor en una comparecencia ante los medios. “Ni sobres, ni sobornos, ni enchufes, ni cohechos ni prevaricación”, insiste.

La defensa del alcalde, que se incluye entre los más de cien imputados de la operación, insiste en que en los documentos sobre los que se ha levantado el secreto de sumario “no hay un solo indicio” de que el socialista “haya podido recibir alguna cantidad de dinero” y ha recalcado que las acusaciones de tráfico de influencia se basan en la “sospecha”.

Julio Flores

Por su parte, la defensa del teniente de alcalde de A Coruña, el popular Julio Flores, considera que “lo que procede” en relación a este es el “archivo” y sobreseimiento de la causa de la rama de la Pokémon en la que está imputado, la Operación Pikachu.

El abogado Esteban Rico, que también ejerce la defensa del asesor de Flores y de la jefa de servicio de los Museos Científicos imputados, ha afirmado, en relación al levantamiento parcial del secreto de sumario, que “de informaciones parciales solo se pueden extraer conclusiones erróneas”.

Adjudicaciones en Santiago

También el alcalde de Santiago, Ángel Currás (PP), aseguró esta jornada tener “la conciencia tranquila” y la “seguridad de que no ha cometido ninguna irregularidad”, tanto en su actuación como regidor, como cuando era todavía concejal de Educación de Gerardo Conde Roa. Asimismo, ha negado que haya participado en el proceso de selección de personal para la guardería de Salgueiriños y ha afirmado que, si un hubo una adjudicación apañada, fue “sin conocimiento ni consentimiento” por su parte.

Según Vigilancia Aduanera la empresa eje de la trama invitó a sus competidoras para hacerse con la adjudicación de la guardería compostelana a cambio de enchufar a personas seleccionadas desde el ayuntamiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad