Los partidos llegan al 21-O sin un pronóstico claro y 'tirando' de austeridad

stop

Todos coinciden en que serán las elecciones más reñidas de la historia de la democracia gallega

Rueda de prensa para presentar el dispositivo habilitado para las elecciones

20 de octubre de 2012 (22:35 CET)

La suerte está echada. Después de una campaña muy intensa, que ha sido enfocado tanto por PP como por PSOE por algo mucho mayor que una contienda autonómica, los principales partidos políticos que se presentan al Parlamento gallego esperan el resultado de las urnas. Encuestas a un lado, tanto unos como otros admiten, en círculos políticos, que la cosa estará “muy ajustada”, y que cualquier resultado es posible. Los partidos en la oposición temen la abstención de los descontentos, mientras que Feijóo recela de la dispersión del voto y de lo que pueda pasar en Pontevedra, donde se estima que puede haber unas 30.000 familias afectadas por las participaciones preferentes.

La campaña de estas autonómicas ha sido austera en sus actos, hasta en la escenografía y el merchandising. Primero porque el momento económico así lo requiere y segundo porque la crisis y los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy han sido los grandes protagonistas de esta campaña. Este domingo, los tres partidos con representación en el arco parlamentario --PP, PSOE y BNG-- seguirán el escrutinio de los votos al cierre de los colegios electorales en sus sedes en Santiago.

Todos a las sedes


Como suele ser habitual para el seguimiento de las noches electorales de los populares, se habilitará un espacio en la cafetería contigua a la sede del PP en San Lázaro, con el fin de que puedan trabajar allí los medios acreditados. La importancia a nivel nacional de esta contienda electoral se refleja en el alto número de medios acreditados. En la sede del PP habrá casi 40, entre agencias, y canales de televisión internacionales.

Si bien, los socialistas acostumbraban a seguir la noche electoral desde algún hotel de la capital gallega, en esta ocasión, los de Pachi Vázquez han optado por quedarse en casa, en la sede que el PSdeG tiene en O Pino, en Compostela.

El Bloque Nacionalista Galego también ha optado, como habitualmente, porque el candidato a la Xunta, Francisco Jorquera, siga la jornada desde la sede de la formación, en Rodríguez de Viguri (Santiago).

AGE a Teo

La coalición entre Anova y Esquerda Unida, Alternativa Galega de Esquerdas, liderada por Xosé Manuel Beiras, sí ha decidido pasar la noche electoral en un hotel. A pesar de todo, no ha elegido una de las grandes capitales gallegas. Lo hará en el hotel Congreso, en el concello de Teo, localidad próxima a Santiago y donde reside otro de los hombres fuertes del partido, el alcalde de la localidad, Martiño Noriega.

Por su parte, a nivel nacional, los grandes líderes han decidido quedarse en Madrid. Ni Rajoy ni Rubalcaba se desplazarán hasta Galicia o el País Vasco. Quizás para que, ante una posible derrota, esta no se relacione con su figura.
Rubalcaba y Rajoy, a Madrid

En Génova, junto a Rajoy y la secretaria general, María Dolores de Cospedal, estarán el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, y el de Estudios y Programas, Esteban González-Pons. Ferraz estarán también la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, y el secretario de Organización, Óscar López. Está previsto que otros dirigentes socialistas y 'populares' se acerquen a sus respectivas sedes.

Habrá más novedades, que dan imagen de la importancia que tienen estos comicios para ambas formaciones. Aunque es habitual que ambos partidos hagan una primera valoración de los resultados tan pronto como se conozcan, el análisis más detallado será el lunes.

Valoraciones


Para ello, Rajoy ha convocado el Comité Ejecutivo Nacional de su partido, un órgano que se reúne con carácter mensual, está compuesto por los miembros de la dirección nacional del partido, los presidentes autonómicos y regionales del PP y más de una treinta de vocales.

Aparte del informe de gestión de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se prevé que en esa reunión del Comité Ejecutivo tomen la palabra los dos candidatos del partido, Alberto Núñez Feijóo y Antonio Basagoiti.
En cambio, ese día Rubalcaba tiene previsto reunir a la 'permanente' de la Ejecutiva Federal, es decir al 'núcleo duro' de la dirección, y no a la Ejecutiva en pleno, que se reunirá el próximo lunes 29.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad