Los negocios del padre de Diana Quer: de la automoción al ladrillo

stop

Juan Carlos Quer Pintos controla junto a sus hermanos un grupo empresarial con una división especializada en el mundo del motor y otra en el inmobiliario

Juan Carlos Quer, padre de Diana Quer | EFE

en A Coruña, 21 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Este jueves se cumple un mes desde la desaparición de la joven madrileña Diana Quer en la localidad coruñesa de A Pobra, donde veraneaba desde el año 2000 junto con sus padres. La casa en la que pasaba las vacaciones la adquirieron en parte gracias a los pingües beneficios de los negocios de su padre, Juan Carlos Quer Pintos, vinculados al ladrillo y a la automoción.

Junto a sus hermanos José Luis, Jose Fernando e Isabel, el padre de la joven desaparecida está presente en varias sociedades. Es el caso de Grupo Inmobiliario 4 H, donde ejerce como presidente y consejero delegado. Esta empresa, domiciliada en la localidad madrileña de Alcorcón, aglutina las dos actividades, la inmobiliaria y la relacionada con el mundo del motor. En 2015 absorbió varias filiales, como es el caso de Promotora Española de Edificios Comerciales, Distribuciones de Automóviles y Servicios y Selquer Motor.

Al margen de la familia, según consta en el Registro Mercantil, controla CQ Urbanismo y Sistemas, dedicada a la construcción y en la que figura como administrador único.

Cambio de manos

Varias de las empresas del grupo familiar acabaron bajo el control de un gigante del sector, el grupo Ibericar, que el pasado año facturó, según las cuentas de la empresa, 27 millones de euros en su red de concesionarios repartidos por toda España. Recambios Quer, Querdiler, Qauto o Quer Motor, en las que figuró como apoderado hasta el año 2013, tienen ahora como socio único a Ibericar Centro Auto SL.

Ese año, el 2013, fue cuando se divorció de Diana López-Pinel, la madre de sus hijas Diana y Valeria. Fue, por lo que comentan sus allegados, una separación traumática. Pero en lo empresarial, sus caminos, que llegaron a discurrir en paralelo, comenzaron a distanciarse mucho antes.

Con su ex mujer

Juan Carlos Quer y su entonces mujer coincidieron en Recambios Quer o Qauto, en las que ella ocupó el cargo de secretaria no consejera hasta diciembre de 2005 y julio de 2006, respectivamente. Lo mismo sucedió en Distribución de Automóviles y Servicios, firma en la que entró en noviembre de 2005 para salir en abril de 2007. Pero más fugaz fue su paso por QuerDiler, en la que ocupó ese mismo cargo entre enero y agosto de 2006.

Tras el divorcio, la relación entre ambos se rompió definitivamente. Ella se quedó con la vivienda familiar, situada en una exclusiva urbanización de Pozuelo, y él le pasa todos los meses una pensión de 2.000 euros a cada una de sus hijas. Treinta días después de perder la pista a la mayor, la joven Diana, de 18 años, a Juan Carlos muy probablemente le cueste centrar nuevamente la cabeza en sus negocios al regreso tan trágicas vacaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad