Los Mossos cargan contra los 'Indignados' de la Plaça de Catalunya

stop

PROTESTA CIUDADANA

Un Mosso insta a una indignada a salir de la tienda de campaña

27 de mayo de 2011 (10:45 CET)

Los Mossos d'Esquadra han cargado contra algunos de los concentrados en la Plaça de Catalunya después de que éstos se opusiesen a que camiones de limpieza entrasen al centro del recinto público. Las fuerzas del orden iniciaron esta mañana una operación que oficialmente tenía como objetivo adecentar el recinto ante la posible coincidencia en el mismo punto de la celebración mañana de la Champions Ligue.

Unos 200 'indignados' han intentado oponer a la entrada de vehículos al centro de la plaza sentándose en el suelo, lo que ha sido respondido con cargas por la policía.

Las brigadas de limpieza siguen actuando en la plaza, de donde ya han retirado varias carpas que hasta ahora se utilizaban para las comisiones del movimiento y también tiendas de campaña.

Quejas de los manifestantes

Los manifestantes consideran que el operativo de la administración se ha puesto en marcha para conseguir su desalojo del espacio público. En este sentido afirman que se están retirando materiales como ordenadores que no pueden ser considerados elementos agresivos.

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha negado que esten desalojando la plaza y ha justificado la actuación con el argumento de la limpieza y la preparación del espacio de cara a la celebración de la posible victoria del FC Barcelona en la copa de campeones el sábado próximo.

A su vez, la Confederació del Comerç de Catalunya ha emitido un comunicado en el que se afirma el derecho a la libre expresión mientras que se asegura que no se pueden tolerar “asentamientos permanentes que afecten a la convivencia y al uso del espacio público”.

Amplio despliegue

A primera hora de la mañana diversas dotaciones de la policía catalana, acompañadas por equipos de los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Barcelona se han personado a primera hora de la mañana en la plaza de Catalunya. En concreto han sido 300 agentes de Mossos y la Guardia Urbana los se han desplegado en la zona, apoyados por un helicóptero policial.

Por otra parte, en la Plaça de Ricard Vinyes de Lleida también se ha producido el desalojo de los 'indignados' que estaban concentrados, una treintena. Allí sí que ha habido incidentes e incluso alguna detención, aunque este extremo no ha podido ser confirmado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad