Los inmigrantes pagarán y esperarán más por la nacionalidad española

stop

CAMBIOS LEGALES

Protesta contra la privatización del Registro Civil en Madrid.

Madrid , 15 de octubre de 2015 (23:29 CET)

El gobierno de Mariano Rajoy quiso reformar el Registro Civil para que fuese más ágil, rápido y moderno pero a partir de la próxima semana será un servicio de pago y más lento para los inmigrantes que soliciten la nacionalidad española.

Los cambios en el Registro Civil, que tenían que haber comenzado este jueves pero se aplicarán desde el próximo lunes, incluyen el pago de tasas por al trámite para obtener la nacionalidad. Además, los inmigrantes tendrán que pasar primero una prueba de idioma y de cultura que ralentizarán aún más el proceso.

Los registros civiles de España no atenderán nuevas peticiones de nacionalidad hasta, al menos, dentro de 90 días. "Les decimos a todos que no atenderemos nuevas peticiones por una razón muy sencilla: tienen que aprobar primero las pruebas de cultura y lengua y la primera se realiza el 29 de octubre. Al obtener los resultados aprobados, pueden comenzar a tramitar la nacionalidad", explican desde el Registro Civil de A Coruña.

Entre 185 y 305 euros

La tasa por el trámite tendrá un coste de 100 euros, pero los inmigrantes tendrán que pagar por 85 euros por la prueba de Cultura y conocimiento de la Constitución. Quienes no provengan de países hispanoparlantes también  tendrán que pagar 120 euros más por la prueba de idioma. Serán, en total, 185 euros para los castellanoparlantes y 305 para el resto de inmigrantes.

El gobierno de Mariano Rajoy intentó privatizar el Registro Civil pero las movilizaciones y protestas de los funcionarios detuvieron en plan inicial que preveía trasladar a los registradores, el gremio de Mariano Rajoy, los trámites en las oficinas del registro civil como nacimientos, matrimonios, defunciones o tramitación de nacionalidades.

Ahora, con los cambios en el registro, los expedientes que habían comenzado a tramitar los registradores, volverán a un organismo único en Madrid donde previsiblemente volverá a formarse el embudo. Gran parte de los expedientes de 2014 se encuentran paralizados o con graves retrasos. Si el gobierno no destina recursos y personal, los trámites de nacionalidad agravarían aún más los retrasos, según explican los funcionarios encargados de este trámite.

Centralización 

Los responsables de las oficinas del Registro Civil critican que el gobierno de Rajoy se haya equivocado con la intención de privatizar los trámites y que, ahora, vuelva a centralizar el registro con los cuellos de botella acumulados.

Los registros civiles de toda España han registrado durante las últimas semanas colas fuera de lo normal. Los inmigrantes, a sabiendas de los nuevos exámenes, han acudido en masa para evitar el nuevo requisito. Los que tramiten a partir del lunes la nacionalidad tendrán que aprenderse 300 preguntas. El examen constará de 25 y aprobarán aquellos que acierten 15. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad