Los 'Iniestas' del PP: el nuevo diseño del partido entrega todo el poder a Feijóo 

stop

El presidente de la Xunta no da pistas sobre su sucesor, aparta a los barones y evita los guiños a Ourense, pese a que necesita los votos del 'baltarismo' 

Alberto Núñez Feijóo junto a su número dos, Miguel Tellado | EFE

en A Coruña, 09 de mayo de 2016 (11:59 CET)

El nombre de la campaña será Feijóo... y punto. El nuevo reparto de compentecias internas en el PP de Galicia surgido del Congreso de Ourense está diseñado para que nada haga sombra al presidente de la Xunta, que al estilo de Albert Rivera ha evitado reforzar a ningún barón, apenas da pistas sobre su posible sucesor y ni siquiera, como se esperaba, tiene un gesto hacia Manuel Baltar, con quien ha mejorado sensiblemente las relaciones.

"No es Cristiano Ronaldo, no es Messi, pero tiene que ser Iniesta", dijo Feijóo sobre la elección de Miguel Tellado como nuevo secretario xeral del partido. Efectivamente, el sentir del partido es que el líder se ha rodeado de 'Iniestas' en una estructura "para 2016", es decir, para el nuevo asalto a la Xunta.

No se habla del sucesor

Cuando Feijóo nombró a Agustín Hernández, ex conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, como vicesecretario xeral se interpretó entonces que intentaba promocionar internamente al ex alcalde de Santiago, que pasó enseguida a la lista de posibles sucesores. Lo mismo sucedió con José Manuel Rey Varela, ex alcalde de Ferrol y actual conselleiro de Política Social.

En la nueva plantilla desaparece la vecesecretaría xeral. El papel de Miguel Tellado no se vincula a la línea sucesoria de los populares gallegos, sino a una campaña más agresiva y de mayor fricción con la oposición. Hernández ocupará de una de las cuatro vicesecretarías creadas, concretamente, la de acción sectorial. Mientras Alfonso Rueda, el eterno número 2 de los éxitos electorales de Feijóo, no asume más competencias que las de la presidencia del partido en Pontevedra.

Sin más gestos para Baltar

Las otras tres vicesecretarías son para 'soldados rasos'. ; La concejala lucense Mari Teijeiro se ocupará de Acción Social; la alcaldesa de Oímbra, Ana María Villarino, de Acción Municipal; y María Luisa Piñeiro, alcaldesa de Moraña, de Acción Electoral. "Son perfiles de trabajadores del partido, pero con menos proyección política. Hay alcaldes de localidades pequeñas, una persona por provincia... Nadie le va a hacer sombra", comentan fuentes del partido.

Se esperaba que hubiera algún gesto hacia Manuel Baltar. En primer término, porque el Congreso se celebró en Ourense; y en segundo lugar, porque el PP necesita los votos de la provincia, uno de sus principales viveros, para optar a repetir mandato. Sin embargo, Feijóo vio suficiente el apoyo mostrado a Baltar tras la denuncia de una mujer que lo acusó de ofrecerle un trabajo a cambio de favores sexuales, investigación por la que está imputado.

Los populares ourensanos están molestos, pero no dirán nada. El partido ha hecho piña en torno a Feijóo y a unas elecciones que consideran "complicadas", pero que ven más factibles para retener la Xunta ahora que "hace un par de meses".

Los barones

Los presidentes provinciales ocuparán vocalías. Para Feijóo son clave pues "son los que más mandan en el partido", según dijo en Ourense el presidente de la Xunta, aunque la estructura, en realidad, evita impulsar a ninguno de los barones. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad