Los funcionarios se quedan sin paga extra completa hasta alcanzar los ingresos de 2009

stop

No recuperarán el complemento específico hasta que la recaudación de la Xunta supere los 11.000 millones

Protesta en la Escola Galega de Administración Pública

29 de diciembre de 2012 (19:35 CET)

La Xunta mantendrá los actuales niveles retributivos a los funcionarios hasta alcanzar el nivel de ingresos del ejercicio 2009, es decir, 11.417.385 euros. El proyecto de Lei de Orzamentos para 2013 especifica que la retribución de los trabajadores públicos se mantendrá en las cifras actuales “hasta que se alcancen ingresos en términos similares al momento en el que se incorporó el complemento específico en las pagas extra”.

Los funcionarios dependientes de la Administración autonómica sufrirán un recorte del 4% --de media-- en su nómina el próximo año, que servirá a la Xunta para ahorrar 125 millones de euros del erario público. La medida, que se aplicá a través de la reducción del complemento específico de las pagas extra, sentó muy mal entre los sindicatos, que tienen sobre la mesa la posibilidad de plantear una huelga sectorial como protesta.

La CIG, basándose en el texto recogido en los presupuestos para el próximo año, teme que la Xunta consolide la rebaja salarial a lo largo de los años. "Teniendo en cuenta el proyecto de presupuestos de este año y las previsiones para 2014 y años siguientes solo se alcanzaría este nivel de ingresos alrededor de los años 2019 o 2020", denuncian.

Menos contratación, menos movilidad

Una de las cuestiones en las que hace hincapié la CIG es que los presupuestos de 2013 tienen "como novedad" que "no se van a recoger en el anexo de personal las plazas de las correspondientes Relacións de Postos de Traballo que se encuentren vacantes sin ocupación". Esto se traduce en que los concursos de traslados y la oferta pública de empleo (OPE) quedan "reducidas a la nada", al tiempo que "cierra la vía de promoción interna", ya que todas las plazas equivalentes se amortizarán a las del personal que se jubile.

“Durante el ejercicio 2013 –explicita el proyecto de ley--, las incorporaciones de personal funcionario, laboral y estatutario fijo, derivadas de procesos de selección y provisión, no podrán suponer en ningún caso un incremento de los efectivos que ocupen plazas dotadas presupuestariamente”.

Para la CIG, esto limitará también la posibilidad de movilidad para los funcionarios a través de concursos de traslados, así como la promoción interna, que no tendrá plazas disponibles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad