Los funcionarios de la Xunta se rebelan contra los ajustes

stop

Cargan contra Rajoy y pide a Feijóo que “dé la cara” y emplee sus competencias para minimizar el impacto

12 de julio de 2012 (18:00 CET)

En torno a medio millar de funcionarios y personal laboral de la Xunta se han concentrado este mediodía ante la sede de los servicios centrales de la Administración autonómica, en Santiago de Compostela, para protestar por los ajustes anunciados por el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, y que pasan por retirarles a estos trabajadores la paga extra de Navidad.

Los funcionarios también han cargado contra el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para que “dé la cara” y emplee las competencias autonómicas para “minimizar el impacto de los recortes en Galicia”.

Las protestas han sido más sonoras en los edificios administrativos de San Caetano pero se han repetido en distintos puntos de Galicia. En Compostela la manifestación fue de las más numerosas que se han registrado en los últimos tiempos en estas dependencias, según han resaltado representantes sindicales, entre consignas como “nuestro dinero, se lo dan a los banqueros”, “Rajoy, vete para el fútbol”, o “el próximo parado, será un diputado”.

Nuevas protestas

La permanente de la Junta de Personal estudia nuevas protestas que se presentarán este viernes a los trabajadores en sendas asambleas convocadas en San Lázaro y en San Caetano y no descartan, dicen, “ninguna posibilidad” en las acciones de repulsa, como encierros en dependencias administrativas, según avanzó la presidenta de la Junta de Personal de los servicios centrales de la Xunta, Pilar de Celis.

Este viernes continuarán los actos de protesta, así como dos asambleas en los edificios centrales de la Xunta.

Pérdida de poder adquisitivo

Los sindicatos aseguran que, desde 2010, los empleados públicos perdieron “un 15% de su poder adquisitivo” y ha alertado de que ello repercutirá, además, en el consumo en diversos sectores. “Casi no vamos a tener para cubrir los gastos para sobrevivir porque la mayoría de la gente utilizaba la paga extra de diciembre para pagar seguros y tapar agujeros”, señaló, tras enfatizar que muchos empleados públicos son “mileuristas”.

Además de en edificios administrativos de la Xunta, este viernes también se ha movilizado personal público de otras administraciones, como por ejemplo los empleados municipales. Así, más de 200 funcionarios del Ayuntamiento de Lugo, casi la mitad sobre una plantilla de 520, más otros 200 laborales fijos y discontinuos, se concentraron a las puertas del consistorio para protestar por las medidas acordadas por el gobierno de Rajoy.

El presidente de la Xunta de Persoal, Jesús Expósito, de CC.OO., ha advertido que la supresión de la paga extra de diciembre "va a limitar mucho el consumo dentro de lo que va a ser la Navidad". "Va a tener repercusión en la economía del municipio", ha augurado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad