Militantes del BNG desplegaron varias pancartas en la fachada del Pazo de Meirás para exigir su devolución al pueblo
stop

La familia Franco y la Fundación Franco denuncian a 19 militantes del BNG por delitos de odio, contra el honor, daños y violación de morada por "ocupar" Meirás

Economía Digital Galicia

Militantes del BNG desplegaron varias pancartas en la fachada del Pazo de Meirás para exigir su devolución al pueblo

A Coruña, 07 de junio de 2018 (14:29 CET)

Los líos de la familia Franco y la Fundación Francisco Franco con el pazo de Meirás, lejos de menguar van a más. Los herederos del dictador y la fundación que lleva su nombre han decidido tomar medidas legales contra los 19 militantes del BNG que el pasado mes de agosto realizaron una "ocupación simbólica" del pazo, considerado Bien de Interés Cultural (BIC), para exigir su devolución al pueblo gallego.

La denuncia, presentada ante los Juzgados de Betanzos (A Coruña) y por la que tendrán que ir a declarar a finales del mes de septiembre, atribuye a estos militantes nacionalista un delito de violación de morada con agravante de violencia, penado con de uno a cuatro años de cárcel; y de daños en modalidad agravada, penado con entre uno a tres años de prisión.

Además, los considera autores de un delito de odio, penado con entre uno y cuatro años de prisión y de otro contra el honor con publicidad, al que corresponden entre seis meses y dos años de cárcel. En total, como ha destacado el dirigente del BNG Néstor Rego, la familia y la Fundación Franco piden para los integrantes de esta "acción pacífica" penas de cárcel que van desde los tres años y medio a los 13 años de prisión, así como multas económicas.

Barbaridad jurídica

Los militantes han considerado esta acusación una "barbaridad desde el punto de vista jurídico" y "lacerante para las víctimas del franquismo", al tiempo que creen que "carecen de fundamento".

En este sentido, han recordado que se realizó en un día de apertura pública del pazo, por lo que "no hay violación de morada", y de forma "pacífica". Además, han calificado de "irónico" que "una fundación que hace apología del fascismo" les denuncie "por atentado contra el honor y por un delito de odio". "Es el mundo al revés", ha dicho Néstor Rego.

Hemeroteca

BNG
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad