Los escraches contra Aguirre y Cifuentes disparan los nervios en el PP

stop

CERCO EN LA CAMPAÑA ELECTORAL

Aguirre cede el micrófono a un activista antidesahucios durante un acto de campaña del PP.

Madrid , 22 de abril de 2015 (12:20 CET)

Los escraches en los barrios más empobrecidos contra las dos candidatas del Partido Popular al ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, han encendido las alarmas en la agrupación madrileña que estará sometida a acciones similares en los barrios del cinturón de Madrid.

Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes sufrieron el cerco de grupos antidesahucios y de entidades vecinales que cargaron contra las candidatas populares, acusadas de haber tolerado, e incluso promovido, los desahucios en las familias afectadas por el pago de las hipotecas.

Esperanza Aguirre se vio obligada a dar la palabra a uno de los líderes de la protesta para aplacar los ánimos de quienes le reventaron el acto. Minutos antes, el paseo de Cifuentes por el barrio también discurrió en un ambiente tenso cuando los vecinos cuestionaron las políticas del PP, más cercanas a los bancos que desahucian que a las familias afectadas, según criticaron los protestantes.

Sin cambios


Pese al temor en el partido de que los escraches se multipliquen, el PP madrileño mantendrá su agenda de campaña en todos los barrios. Los dirigentes temen un perjuicio grave en plena campaña por las protestas antidesahucios y el ambiente caldeado después de la detención de Rodrigo Rato.

El partido analiza nuevas estrategias de campaña e incluso el formato de las presentaciones, según explican fuentes cercanas a la agrupación popular. A pesar de ello, no se esperan grandes cambios en la agenda trazada para estos días.

Allegados al partido valoran la reacción de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes que cedieron el micrófono a uno de los líderes que reventaron su acto. Estiman que dieron una imagen "democrática" y "tolerante".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad