Los desahucios llegan a Galicia

stop

Las cifras gallegas son bajas con respecto a otras comunidades, pero el sector inmobiliario cree que este año los lanzamientos se duplicarán

Protesta contra los desahucios / EFE

28 de marzo de 2013 (23:29 CET)

Hasta ahora, la comunidad gallega capeó como pudo el estallido de desahucios en toda España. A pesar de que Galicia cerró 2012 con un total de 3.511 lanzamientos, las cifras quedaban muy lejos de los de otras autonomías. Sin embargo, desde el sector inmobiliario, las perspectivas son funestas.

La Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein) sostiene que la cifra de desahucios podría duplicarse este año, a pesar de las medidas puestas en marcha para frenarlos. Recelan del gran número de procesos que se iniciaron en la comunidad gallega en el último semestre de 2012 y que, si nada lo impide, tendrán su culminación en la segunda mitad de este año.

Un fenómeno sin "estallar" en Galicia

“Por las propias características de Galicia, porque el comprador de vivienda solía tener un perfil de un gran ahorrador e incluso porque la crisis tardó más en notarse, el fenómeno de los desahucios ha tardado más ser visible que en otras comunidades”, explica Benito Iglesias, presidente de Fegein. “Sin embargo, el deterioro de la economía es algo que estamos notando y vemos como mucha gente que antes podía pasar sus hipotecas, está dejando de hacerlo”.

Según los últimos datos hechos públicos por el Consejo General del Poder Judicial, la provincia con mayor número de desalojos el pasado año fue Pontevedra, con 1.425 desahucios. Le sigue A Coruña, con 1.376 contabilizados. Lugo y Ourense registraron unas tasas mucho menores, de 396 y 314 lanzamientos.

Lejos de otras comunidades

Los números de otras comunidades asustan todavía más. Catalunya está a la cabeza con 25.422 decretados el pasado año, por encima de Madrid (14.549), Andalucía (13.638) o Valencia (13.199).

El sector alerta de que la tendencia podría comenzar a variar en Galicia, si no se toman las medidas necesarias. Las previsiones de Fegein apuntan a que la comunidad podría cerrar el año con un número de desahucios que oscilaría entre los 7.500 y los 10.000. “Esperemos que finalmente, no se ejecuten”, explica Iglesias, quien se ampara en la reciente sentencia del Tribunal de Luxemburgo, por la que los jueces de las salas de lo mercantil de España podrán parar de oficio los lanzamientos, que se decretan en una sala de primera instancia, mientras deciden si las cláusulas de préstamos son abusivas o de buena fe.

Proceso de un año

“En Galicia los desahucios se dispararon el segundo semestre del año pasado pero, lo que también es muy alarmante, es que también en esa época se pusieron en marcha muchos más procesos. Estos suelen tener una duración aproximada de un año, por lo que nos tememos que las cifras puedan estallar en el segundo semestre de 2013”, comentan desde Fegein. La federación inmobiliaria sostiene que el Gobierno debería dar el visto bueno a la dación en pago sin carácter retroactivo en primera vivienda.

Ante los malos augurios, el sector de las inmobiliarias gallegas apuesta por varias vías. El fomento del alquiler, y la regulación de la financiación que se ofrece desde las entidades bancarias para las hipotecas. “No se pueden crear ciudadanos de primera y de segunda. No es de recibo que una persona pueda acceder a una financiación del 100% de su vivienda si esta pertenece a la entidad bancaria que tramita el préstamo, mientras que si hablamos de otro inmueble fuera de ese circuito, la financiación se reduce muy considerablemente”, condenan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad