Núñez Feijóo en una visita a Alcoa. Al lado, protesta de camioneros en As Pontes. EFE

Los ayuntamientos golpeados por la crisis industrial premian a Feijóo

As Pontes, Cervo, Cerceda, Ferrol: el PP sube en todos los municipios gallegos afectados por la emergencia industrial

La crisis que atraviesa Alcoa en San Cibrao, así como la situación de Endesa en As PontesNaturgy en Meirama o Navantia en Ferrol fue usada como un arma arrojadiza por parte de todos los partidos en campaña electoral. Sin embargo, el único que rentabilizó la llamada emergencia industrial fue el PP de Alberto Núñez Feijóo. O más bien, fue esta la formación que resultó menos golpeada por los electores de los municipios afectados, que pusieron al PSOE en el centro de la diana. Así lo revelan los resultados electorales de este 10N.

Cae el fortín de González Formoso y Cerceda

El ejemplo más claro se encuentra en As Pontes, municipio que gobierno el barón socialista Valentín González Formoso y donde se ubica la térmica de Endesa, sobre la que pesa la sombra del cierre debido al proceso de descarbonización. Aunque el líder socialista ha tratado de capitalizar la lucha contra el cierre (entre otras movilizaciones, el ayuntamiento decretó una huelga general y se manifestó en Madrid), los electores han castigado al partido de la rosa en las urnas. El PSOE ha sufrido un importante retroceso con respecto a la cita electoral del pasado 28 de abril. Si bien se mantiene como primera fuerza en la localidad, experimenta una caída significativa: sus apoyos se reducen en un 33% y pierde casi once puntos porcentuales de apoyo. El Partido Socialista baja de 2.536 a 1.707 votos, mientras que el PP acorta distancias. Sube más de ocho puntos porcentuales, y pasa de 1.270 a 1.398 apoyos.

En Cerceda, el otro municipio coruñés afectado por el cierre de una térmica (en este caso Meirama, por parte de Naturgy), sí se ha producido un vuelco electoral. Aunque las cifras son mucho más modestas, el PP ha recuperado su posición de partido más votado. En abril, los conservadores fueron superados por el Partido Socialista por 21 votos, mientras que este 10 de noviembre, con una abstención del 33,7%, se convierten en la formación que más apoyos acapara en el municipio.

Ferrolterra indulta al PSOE pero da alas al PP

Desde hace meses, tanto el PP desde la Xunta, como PSOE y Bloque desde la oposición, han puesto la alerta sobre la comarca de Ferrolterra. En primer lugar, por el impacto que tendría el hipotético cierre de Endesa As Pontes --de la que depende industria auxiliar—, pero también por la situación de emergencia que atraviesan otras grandes generadores económicas de la comarca. Es el caso de Navantia. Tras unos años con carga de trabajo, la falta de nuevos contratos hace que la empresa estatal se encuentre a punto de caer en el dique seco. La plantilla asegura que, si no llega pronto más carga de trabajo, entrarán en un terreno valle hasta 2022, cuando está previsto que se inicie la construcción de nuevas fragatas para la Armada española. En los últimos días de campaña, el PP pisó el acelerador en esta zona, reclamando al gobierno de Pedro Sánchez que buscase contratos para los astilleros de Ferrol. También lo hizo el PSOE: Margarita Robles aseguró que, si no había más carga de trabajo era, precisamente, por la falta de un gobierno estable.

La situación ha generado, sin duda, un impacto en los resultados electorales. El PSOE ha sido indultado. Se mantiene como primera opción pero con mucha menos fuerza ya que el PP ha recuperado mucho camino perdido. En Ferrol, los socialistas se mantienen como primera fuerza, aunque caen un punto, hasta el 31,2% de los sufragios emitidos. El PP, por su parte, crece de forma notable: el porcentaje de voto se eleva del 22% al 28%. Una situación semejante se reproduce en los vecinos mucipios de Fene y de Mugardos (donde se encuentra la gasera Reganosa).

El alcalde de Ferrol, el socialista Ángel Mato, aseguraba ayer, no obstante, que su partido había logrado “un magnífico resultado en la ciudad”, al estimar que la caída de la participación respecto a la cita de las urnas de abril fue de más de seis puntos, “algo que no se reflejó en el porcentaje de voto socialista”.

Feijóo centró su campaña en Alcoa

Por su parte, en Cervo, el PP ha adelantado al PSOE y se ha impuesto como la fuerza más votada en el municipio en el que se asienta la fábrica de Alcoa San Cibrao. El pasado abril, la factoría lucense no estaba en el ojo del huracán. En ese momento, las alertas estaban en la planta que la aluminera tenía en A Coruña y que acabó vendiendo al fondo Parter en un proceso en el que se implicaron tanto gobierno central como autonómico para evitar el cierre y despido de más de 400 personas. No obstante, la situación tornó bien distinta en tan solo unos meses. La falta de un estatuto de las electrointensivas ha lastrado la situación de la factoría lucense en un momento en el que la multinacional se encuentra en pérdidas y anuncia que está dispuesta a deshacerse de activos. El presidente de la Xunta fió gran parte de la campaña en Galicia a la situación de Alcoa, sabedor de la importancia que la industria tiene en toda la provincia de Lugo. LLegó a hablar de precierre de la factoría y cargó las tintas contra el gobierno de Pedro Sánchez por no haber puesto en marcha medidas de compensación para las grandes consumidoras de energía. Fue tal la apuesta que hasta Pablo Casado incluyó en su programa a nivel estatal el prometido estatuto de las electrointensivas.

Con estos mimbres, el Partido Socialista dejó de ser la fuerza más votada en el municipio, perdiendo algo más de un punto porcentual , mientras que los populares escalan tres, convirtiéndose en primera fuera y aglutinando el 33,22% de los apoyos.

Lugo castiga al PSOE

Para distintos analistas, la importancia de Alcoa se ha notado en toda la provincia de Lugo. En la capital, el PP se ha quedado a tan solo 21 votos de igual al PSOE, mientras que los de Alberto Núñez Feijóo ha recuperado la posición de fuerza más votada en importantes municipios de A Mariña de cara al reparto electoral como es el caso de Ribadeo y Burela, además de Sarria, donde consiguen sorpasar a la formación de Pedro Sánchez y hacerse primera fuerza. Destaca también el caso de Vilalba donde, históricamente, muchos vecinos están ligados empresarialmente a la planta de Endesa en As Pontes. Ahí no hay cambios: el PP domina el escenario con más del 40% de los votos emitidos en el municipio.

En general, la provincia lucense ha optado por castigar al PSOE, que pierde casi 10.000 votos en ocho meses.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad