Los andaluces votan también para cambiar España

stop

ELECCIONES ANDALUZAS

Susana Díaz, votando esta mañana en su colegio electoral

Barcelona, 22 de marzo de 2015 (12:50 CET)

Seis millones y medio de andaluces pueden votar este domingo. Han comenzado a hacerlo con total normalidad en las 9.873 mesas repartidas en colegidos electorales de las ocho provincias. Son 109 escaños en juego. Y los andaluces deben dirimir si cambian o no los resultados de las elecciones de 2012. Todos los candidatos han animado al voto, que podría llegar al 70%, unos seis o siete puntos por encima de las elecciones de 2012.

Al margen de las encuestas, lo que se conoce es que el PP logró 50 diputados, por 47 del PSOE. Era la primera vez, en 2012, que el PSOE perdía las elecciones.


La importancia de Griñán

Pero un acuerdo con Izquierda Unida permitió a José Antonio Griñán que el PSOE siguiera en el Gobierno. Los socialistas, de hecho, le deben a Griñán algo muy importante: no quiso convocar las elecciones coincidiendo con las elecciones generales de noviembre de 2011. Esperó, pensando que la ola del PP perdería potencia, y acertó.

El PSOE, prácticamente muerto, resistió más de lo esperado. Al candidato del PP, Javier Arenas, se le demudó el rostro. Ya no podría ser jamás el presidente de la Junta tras varios intentos fallidos.

Los andaluces colocan 60 diputados en Madrid

Ahora el PSOE, tras realizar esa hábil jugada, y lograr una renovación interna, --Susana Díaz como presidenta de la Junta, que debe ahora revalidar el cargo en las elecciones—lo que está en juego es también la política española.

Los andaluces están representados en el Congreso por 60 diputados, la comunidad que aporta más, de un total de 350 escaños. Es la más numerosa, la más grande y la de más influencia. Porque no se avanza en ningún terreno si Andalucía presenta un veto, se considere justo o injusto.

Susana Díaz ha asegurado, el momento de depositar su papeleta en la urna, en el barrio sevillano de Triana, que "Andalucía ha hecho algo importante, que sea escuchada con una voz fuerte en el resto de España".

La realidad del ascenso de Podemos y Ciudadanos

Si las encuestas aciertan, y es complicado porque no hay precedentes sobre el voto a las nuevas formaciones, el bipartidismo entre el PP y el PSOE comenzará a ser cosa del pasado. Podemos y Ciudadanos, aunque en Andalucía no han podido consolidar sus estructuras internas, podrían resultar decisivos.

A Podemos se les pronostica unos 16 diputados, por 11 o 12 de Ciudadanos. Si consiguen crear la percepción de que van a más, con un descenso notable del PP, y algo menos del PSOE andaluz, la comunidad actuará de propulsor de las dos nuevas formaciones. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad