López Veiga, el político mejor pagado de Galicia, ingresa el doble que Feijóo

stop

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo suma a los más de 70.000 euros de retribución anual del puerto los más de 60.000 euros de su pensión de jubilación como funcionario de las instituciones europeas

Enrique López Veiga junto a Núñez Feijóo y Ana Pastor

en A Coruña , 20 de mayo de 2016 (23:39 CET)

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, con el deber del déficit cumplido, se ha permitido el lujo de subirse el sueldo un 1%, hasta los 67.592 euros. Es la primera subida que practica en los últimos, años, después de mantenerlo congelado en 2014 y 2015 y recortarlo en un 7% en 2013. En ese año, el líder del Ejecutivo autonómico todavía ganaba más que el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, pero las cosas han cambiado desde entonces.

Enrique López Veiga, el actual presidente del puerto vigués, supera con claridad el sueldo del presidente de la Xunta. Lo que convierte al máximo dirigente de la Autoridad Portuaria olívica en el político mejor pagado son los más de 60.000 euros que percibe de pensión de jubilación como funcionario de las instituciones europeas. A estos ingresos hay que sumar el salario como presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, que se mueve en una orquilla entre los 60.000 y los 70.000 euros. Con ello, superaría los 120.000 euros de ingresos, duplicando los del presidente autonómico.

El propio López Veiga reconoce que tiene una pensión "muy buena", que puede compatibilizar con los ingresos de su cargo. Cobrar de Bruselas tiene una doble ventaja; primero, porque las cantidades son las mismas para todos los funcionarios, independientemente del Estado al que pertenezcan y, segundo, porque si la cobrase de España tendría que renunciar a ella para poder desempeñar su labor como presidente de un organismo público.

Renuncia millonaria

Respecto a lo de ser uno de los políticos mejor pagados, este doctor en Biología por la USC se lo toma con filosofía. "No puedo hacer nada por eso. A las pensiones no se puede renunciar. Es algo a lo que se tiene derecho y punto", afirma. Entiende que a la gente "le puede gustar más o menos", pero también asegura que, "de no haber vuelto a la política, hubiese ganado muchísimo más".

De hecho, en 2001, abandonó las instituciones europeas para desempeñar el cargo de conselleiro de Pesca. No tenía por qué haber dejado entonces la Dirección General de Finanzas del Parlamento Europeo, ya que era funcionario de carrera. Sin embargo, decidió volver a Galicia y renunciar a los 14.000 euros netos al mes que cobraba en la época, para ingresar unos 3.800 euros de conselleiro.

"No he ganado dinero con la política, sino todo lo contrario. Y es lo normal, porque la política no está para eso", asegura. Al menos él lo tiene claro.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad