Leiceaga: "No me presento contra nadie. El PSdeG tiene la exigencia de la unidad" 

stop

El ex diputado socialista inicia la carrera para liderar el partido confiado en recuperar a los electores perdidos y tendiendo la mano a las mareas y el BNG 

Xoaquín Fernández Leiceaga | EFE

en A Coruña, 30 de abril de 2016 (15:08 CET)

La unidad perdida del Partido Socialista en Galicia es el primer reto que se ha impuesto Xoaquín Fernández Leiceaga, que este sábado a confirmado que se presentará a las primarias del partido para ser el candidato del PSdeG a la Xunta.

"El PSdeG tiene la exigencia de la unidad si quiere sacar al positivo" en las elecciones, zanjó el ex diputado y ex portavoz de los socialistas en el Parlamento, que lanzó numerosos mensajes en este sentido. "No soy el candidato de nadie y, desde luego, no voy a ser en ningún momento, ni ahora, ni durante el proceso, ni al final si esto sale bien, un candidato contra nadie", aseguró este sábado antes de formalizar su candidatura.

"Pequeño contacto" con Pedro Sánchez

Tras rechazar verse como aspirante de algún sector concreto, ha reconocido que le "agrada" que se vea "con simpatía" su proyecto. "Cuántos más sectores vean con simpatía mi candidatura, ésta será más fuerte y esa contribución a tener una oferta solvente y seria a los ciudadanos será más sólida", ha argumentado.

En este sentido, ha explicado que en la jornada del viernes habló con "una veintena" de dirigentes del PSdeG de procedencias "bien diferentes" en los que encontró, "cuanto menos, comprensión" para dar el paso y "en muchos casos apoyo". Además, también ha explicado que tuvo un "pequeño contacto" con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al que le trasladó su intención de dar el paso al frente.

"Izquierda y galeguismo"

El objetivo de Leiceaga ahora es construir un proyecto "ganador", que gire en torno a dos conceptos:"izquierda y galeguismo". "A partir de ahí está claro que somos un partido reformista y que estamos capacitados para gobernar, por tanto, no buscarán en nosotros aventuras de ningún tipo, vamos a procurar estabilidad, pero estabilidad con cambio de fondo", ha señalado.

Precisamente, sobre la posible necesidad de entenderse con fuerzas como las mareas o el Bloque tras las próximas elecciones, ha considerado que su "origen diversa" --fue militante del BNG--, "pero con una contribución destacada en los últimos años a la vida del PSOE", le sitúa "en mejores condiciones para representar" a los "electores perdidos".

"En las últimas elecciones hubo una caída del apoyo electoral al PSOE y un ascenso de ofertas que, justamente, una de sus características principales es que rompían la barrera dentro del electorado tradicional de izquierdas en Galicia, entre nacionalismo y no nacionalismo", ha señalado.

Sin el PSdeG, no hay cambio

Por ello, el economista compostelano se ha marcado como objetivo "liderar un proceso de cambio imparable" en Galicia ante "la evidencia de descontento en amplios sectores ciudadanos con la gestión del Partido Popular en los últimos cuatro años".

Y es que, según ha destacado, en la Comunidad gallega "no hubo ningún gobierno alternativo a los conservadores, al PP, que no estuviese liderado por el PSOE". "Todas aquellas veces en las que la principal fuerza de la oposición no fue el Partido Socialista, no hubo posibilidad de cambio", ha apuntado.

Este hecho, ha insistido, supone una "gran responsabilidad para el PSOE" que "tiene una enorme exigencia de unidad". Con todo, ha recordado que el se presenta a un proceso para la elección de candidato a la Xunta y no "a un proceso orgánico".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad