Leiceaga cifra en 800 millones la deuda oculta de la Xunta en el Álvaro Cunqueiro 

stop

El candidato socialista se compromete a recuperar la gestión pública del hospital para ahorrar 20 millones anuales 

Xoaquín Fernández Leiceaga | EFE

en A Coruña, 25 de agosto de 2016 (15:21 CET)

Xoaquín Fernández Leiceaga ha decidido no perder más el tiempo en las guerras internas del PSdeG y meterse a fondo en la campaña. Su objetivo es desmontar la gestión de Núñez Feijóo, que a su juicio es una "fachada" bajo la que se ocultan una balances deficientes y un empobrecimiento general de los sectores productivos. Pero también de algunas cifras macroeconómicas.

Por ejemplo, califica de "pufo" la puesta en marcha del nuevo hospital de Vigo, pues señala que además de caótica, trae aparejada una deuda oculta de 800 millones. Esa cifra se corresponde con la cuantía a pagar a las constructoras, más de 700 millones a partir de 2017, que recogen los presupuestos de la Xunta y las cuentas de la concesionaria, que inauguró un nuevo modelo sanitario fundamentado en la colaboración público privada.

Este modelo permitía construir el hospital sin disparar el déficit, pero a costa de engordar la deuda de Galicia.

Incorporar 1.500 profesionales

Leiceaga, que se reunió este jueves con la junta de personal del Álvaro Cunqueiro, anunció que abrirá negociaciones con la concesionaria si llega al Gobierno de la Xunta para recuperar "el carácter público del centro", lo que permitiría un ahorro anual para Galicia "de 20 millones".

El candidato socialista cifró en 1.000 las camas cerradas en la sanidad pública desde que Feijóo llegó a San Caetano, "con listas de espera inadmisibles para las consultas y las pruebas diagnósticas". También anunció un "plan de recuperación" para incorporar 1.500 profesionales al Sergas. "Acabaremos con las listas de espera en seis meses", zanjó.

En una entrevista en Radio Nacional de España, Leiceaga hizo lo posible por evitar centrar el discurso en las disputas internas del partido: "Estamos centrados en la campaña, mi diálogo preferente será con los ciudadanos", afirmó. "Nuestro rival es Feijóo y las políticas conservadoras que han atentado contra el Estado de bienestar", insistió.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad