Laxe ve atrancos en las relaciones de las mareas con los socialistas

stop

El expresidente de la Xunta invita a ambas formaciones a mirar menos para sí mismos y a pensar más en los ciudadanos

El profesor y expresidente de la Xunta, Fernando González Laxe

en A Coruña, 08 de marzo de 2016 (14:02 CET)

No sabe si es por la falta de "mecanismos de transición y cordinación" o por otros aspectos. Lo que sí tiene claro el expresidente de la Xunta, el economista Fernando González Laxe, es que la relación entre las 'mareas' y los grupos municipales socialistas "no está funcionando de forma ágil".

Laxe considera que ambas formaciones "podían hacer un esfuerzo para llevarlo a cabo, para que sea mucho más fluido. Porque los perjudicados son los ciudadanos. Y los partidos, tanto las 'mareas' como el Partido Socialista, no debían mirar tanto para sí mismos sino para el conjunto de la ciudadanía", apuntó.

Difuminados en Podemos

Sobre el ámbito estatal, Laxe ha reflexionado sobre que la situación es más "compleja", ya que las 'mareas', según ha dicho, "están difuminadas dentro de otra estructura partidista, o de aglomeración o de confluencia", en relación a Podemos. "Tan difuminadas que el otro día ni hablaron", añadió.

En cuanto a Galicia, el exjefe del Ejecutivo autonómico, economista y coordinador de los informes de coyuntura que elabora el Foro Económico de Galicia, observa "demasiadas tendencias en todo ese conjunto de 'mareas". "Pero bueno, ya resolverán su problema, yo no me meto en los problemas de los demás", ha apostillado.

Nuevos comicios

Preguntado por si piensa que habrá que repetir las elecciones, ha respondido que no lo sabe, pero que le gustaría "que no". "No porque fuera un fracaso, sino porque significaría que los dirigentes políticos no son capaces de llegar a un acuerdo", ha expuesto.

En su opinión, "cuando en política nadie tiene la mayoría absoluta o relativa suficiente para poder gobernar o afrontar en solitario una acción de gobierno, lo normal es que se ceda, y se gobierne en coalición". En este sentido, ha apuntado que ese hipotético programa no es ni el tuyo "ni el del vecino", sino uno "factible, viable, posible, necesario y urgente".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad