Las mayorías absolutas desaparecen de las ciudades gallegas

stop

Solo Rey Varela en Ferrol y Abel Caballero en Vigo podrían gobernar solos

José Manuel Rey Varela y Abel Caballero

en A Coruña, 10 de mayo de 2015 (10:04 CET)

Tiempos de cambio. La irrupción de nuevos partidos en las corporaciones municipales parece ya inexorable y abre la puerta a los pactos para quien quiera gobernar una ciudad gallega. Solamente Abel Caballero, candidato socialista en Vigo; y Rey Varela, del Partido Popular en Ferrol, están en disposición de hacerlo solos. En el resto de urbes sería necesario un bipartito o incluso un tripartito para formar gobierno.

Las candidaturas de unidad popular --las llamadas mareas-- se consolidan y logran representación en todos los ayuntamientos. En alguno de ellos, como en Santiago, Compostela Aberta podría gobernar en un tripartito. Ciudadanos es el clavo al que se aferra el PP para salvar los muebles en A Coruña.

Casi todos los gobiernos en el aire

Los únicos cielos despejados están por ahora en Ferrol y Vigo. Abel Caballero obtendría 14 concejales, mientras que el Partido Popular se quedaría con nueve. La irrupción de la Marea de Vigo, con dos ediles, ha dejado al BNG con una representación testimonial, la misma que Ciudadanos con un concejal cada uno, según la encuesta realizada por Sondaxe para La Voz de Galicia.

También parece claro el horizonte para Rey Varela en Ferrol. Está dos puntos por encima de la mayoría absoluta. El PSOE baja y se queda en 5, mientras que Ferrol en Común irrumpe con 4.

Sin mayoría absoluta pero en una situación cómoda está Miguel Anxo Fernández Lores en Pontevedra. La aparición en el gobierno municipal de Ciudadanos y de la marea, con un escaño cada uno, frenaría la mayoría del BNG. Pero la formación frentista, con 12 ediles, supera todavía claramente al Partido Popular, con 9.

¿Tripartito en Lugo y Santiago?

En la capital lucense PP y PSOE empatarían a ediles, con 11 cada uno. López Orozco podría blindarse ante un posible apoyo de Ciudadanos a los populares conformando un tripartito con BNG y Lugo Novo, otra candidatura de unidad popular. La formación de Albert Rivera consigue la misma representación que el Bloque, con 2 concejales.

Santiago podría ser la primera ciudad gallega gobernada por una candidatura de unidad popular. Compostela Aberta, la formación de Martiño Noriega, logra siete ediles. Un eventual tripartito con el PSOE (5) y BNG (1), le daría la llave del gobierno, ya que Agustín Hernández suma solamente 11. Ciudadanos entraría en la corporación con un edil.

¿Quién pacta con quién?

Si es complejo el escenario de Lugo, no lo es mucho menos en Ourense y A Coruña. En la ciudad herculina Carlos Negreira perdería la mayoría absoluta al bajar un concejal respecto a los últimos comicios. Un acuerdo con Ciudadanos le permitiría respirar tranquilo, aunque no demasiado. La ligera subida del PSOE hasta alcanzar los siete ediles y la irrupción de Marea Atlántica, con 5, deja la clasificación muy igualada.

Algo similar le sucede al ex conselleiro Jesús Vázquez en Ourense, pero esta vez el compañero de viaje es Democracia Ourensana, un partido independiente que obtiene cuatro ediles. El PSOE obtiene siete, Ourense en común 3 y BNG 2. Los populares mantendrían el resultado de hace cuatro años con 11 ediles.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad