Las llamas arrasan el Santuario de A Virxe da Barca

stop

Feijóo se compromete a reconstruir el templo, uno de los espacios más visitados de la Costa da Morte

Los bomberos en el Santuario da Virxe da Barca

25 de diciembre de 2013 (23:15 CET)

Muchas lágrimas en Muxía el día de Navidad. Las llamas calcinaron uno de los emblemas de la comarca y uno de los templos más importantes y antiguos de Galicia, el santuario de A Virxe da Barca. Se desconocen las causas, aunque la primera hipótesis apunta a que un rayo inició el fuego.  Se lamentan las consecuencias. El templo quedó prácticamente calcinado, incluido el retablo mayor situado en la parte frontal del santuario. Se mantuvieron en pie la estructura de los paramentos, la fachada y la bóveda central, esta última tan dañada que los bomberos temen que se desplome.

La conmoción se extendió por Muxía. Félix Porto, el alcalde del municipio, apuntó la fuerte vinculación del pueblo con el espacio más visitado de la Costa da Morte, al que se habían destinado 400.000 euros para acometer trabajos de restauración que finalizaron hace sólo unos meses. Alberto Núñez Feijóo trasladó su solidaridad a los vecinos de Muxía y el compromiso de reconstruir, “entre todos”, el santuario.



Amanecer en llamas

El 112 recibió el aviso a las 8.30 horas de esta jornada de Navidad. El fuego podría haberse iniciado horas antes, sobre las 6.15 de la mañana, tras impactar un rayo en un transformador cercano. Fueron dos vecinas quienes detectaron las llamas y alertaron al párroco. La voz de alarma corrió por el pueblo y buena parte del vecindario se desplazó hasta las proximidades del templo.

La jornada festiva se tiñó de desgracia. El presidente gallego se puso en contacto telefónico con el alcalde de Muxía para trasladarle su apoyo. Este jueves visitará el santuario. El secretario provincial del PSdeG en A Coruña, Francisco Caamaño, se desplazó este miércoles para expresar el compromiso de su partido para colaborar en la rehabilitación del templo “con la mayor brevedad posible”.



Entorno mágico


El santuario de A Virxe da Barca es el lugar donde, cuenta la leyenda, se le apareció la Virgen al Apóstol Santiago en una barca de piedra. La construcción está fechada entre los siglos XI y XII aunque tuvo que ser reconstruido en diversas ocasiones. Recientemente, finalizaron los trabajos de restauración en los muros que mostraban signos de erosión.

Es un espacio de gran fuerza simbólica, quizá por ello, la gente de la comarca se siente vinculada al templo. A Pedra de Abalar, que simboliza a barca en la que llegó la Virgen, y la Pedra dos Cadrís, que simboliza la vela, forman parte del entorno del templo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad