Las farmacias en pie de guerra con Sanidad tras el colapso por la actualización de precios

stop

Los farmacéuticos gallegos continúan con problemas derivados de la puesta en marcha el pasado día 1 de una reducción del número de fármacos dispensables

Farmacia

05 de julio de 2012 (23:16 CET)

Las farmacias gallegas se han levantado en pie de guerra debido a los incidentes que están causando las últimas medidas tomadas por Sanidad con respecto a la venta de medicamentos. Desde el martes, aseguran que se registran problemas derivados de la última actualización de precios que ha hecho el Ministerio.

La actualización que se llevó a cabo en el sistema de receta electrónica el pasado martes, no se adecuaba a la lista de precios menores publicada el 13 de junio por el Ministerio de Ana Mato, de acuerdo al que se habían abastecido tanto oficinas de farmacia como almacenes de distribución.

No se adecuaba, precisamente porque la consellería acababa de aplicar una actualizción de precios ordenada por el Ministerio que reducía los precios de los medicamentos que entraban en el sistema público de salud. Al rebajarse los importes también se rebajaban considerablemente el número de medicamentos subvencionados. Esto provocó el colapso de las farmacias que no tenían, en muchas ocasiones, los fármacos que podían dispensar. Además, esta situación provocó el desabastecimiento inmediato de otros medicamentos que no habían adquirido en las cantidades adecuadas a la nueva norma.

La solución de Sanidade

Este jueves, la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Farmacéuticos se reunió e forma extraordionaria para analizar “los numerosos problemas técnicos”.

Según denuncian los farmacéuticos de A Coruña “estamos ante una política de hechos consumados en cuanto a la actualización autonómica trimestral, y sin previo aviso, de los Precios Menores. No se discute la legalidad de la misma, pero sí el constante carácter unilateral y la ausencia de consenso con todos los agentes del sector sanitario”.

Las farmacias de la provincia critican además la solución que les ofrece la Xunta de Galicia para la dispensación de muchos medicamentos, por ejemplo, algunos requeridos por enfermos crónicos. Ante la situación, Sanidade permite la dispensación por encima del precio menor, pero abonando únicamente a las farmacias los fármacos a precio del nuevo nomenclator puesto en marcha el 1 de julio. Entienden las farmacias que esto solo supondrá pérdidas para ellos y problemas para los usuarios.

Protesta formal

“Este proceder, no comunicando al colectivo previamente las actualizaciones de precios, y sin ningún margen de flexibilidad en la dispensación provocará inevitablemente problemas, ya que no deja plazos razonables ni a las farmacias ni a la distribución ni a los propios laboratorios, para abastecerse y poner en el mercado los medicamentos necesarios; el más perjudicado es el usuario, que debe volver al médico a solicitar una nueva receta, o esperar hasta que la farmacia reciba el medicamento en situación de desabastecimiento”, explican los farmacéuticos, quienes creen que también habrá problemas en atención primaria en este sentido.

Ante esta situación, el Colegio de Farmacétiucos ya ha anunciado una protesta formal ante el Ministerio de Sanidad por el modo en el que se ha hecho la última actualización de precios menores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad