Las facturas de Raxoi: comidas de 1.900 euros y 3.500 para ver la final del Mundial

stop

La toma de posesión de Conde Roa costó 6.000 euros a las arcas municipales, mientras que Bugallo invirtió 20.000 euros en mobiliario para el despacho de su gabinete; Curras gastó 3.600 euros en un mensaje de Navidad

Núñez Feijóo en la toma de posesión de Conde Roa

en A Coruña, 29 de diciembre de 2015 (04:44 CET)

La visita de los alcaldes de las ciudades rebeldes a Galicia disparó las críticas contra el Gobierno de Santiago por los gastos en la recepción de los regidores de Cádiz, Barcelona, Zaragoza y Valencia, además de la representante de Ahora Madrid Rita Maestre. La factura fue de casi 700 euros, pero aunque el importe no fuese especialmente elevado, la oposición reprochó que el acto tuviera tintes electoralistas por la proximidad del 20D y, en palabras del portavoz socialista, Francisco Reyes, porque las ciudades rebeldes no constituyen una red formal, razón por la cual, no podía considerarse una visita institucional.

Aquellas críticas provocaron la respuesta de Compostela Aberta, que se propuso sacar a la luz los gastos de protocolo del Concello de Santiago desde 2007, bajo la premisa de que la recepción fue austera y relevante por el número de habitantes que representan los Gobiernos de las ciudades que participaron. Y también por transparencia, una de las banderas que enarbola el equipo de Martiño Noriega.

Algunos de los gastos cargados al presupuesto de protocolo del Concello son conocidos. Praza y Cadena Ser se hicieron eco de los 6.770 euros que costó el acto de inauguración de la Avenida Manuel Fraga --entre placas, transporte de los invitados, equipo de sonido...--, calle que da acceso a otro símbolo del dispendio de la época de vacas gordas que precedió a la crisis económica, la Cidade da Cultura.

Los gastos de Conde Roa 

Gobernaba la ciudad el popular Conde Roa, que gastó en su toma de posesión como alcalde más de 6.000 euros. Las facturas del Concello muestran que el servicio de cáterin para el acto ascendió a 1.890 euros, el alquiler del equipo de imagen y sonido a 2.596 euros, mientras que el equipo y técnico de sonido, incluidas pantallas, sillas y personal de montaje suministrados por la empresa Equipment and hands for the show costó otros 1.770 euros.

Durante el mandato de Conde Roa también se recibió a presidentes de Comunidades Autónomas en marzo de 2012, su último año al frente de la corporación, y la comida costó 1.600 euros. En este periodo se registra una factura de 767 euros para promocionar con carteles la inauguración de la estatua de Juan Pablo II en la Praza da Inmaculada. Las placas para la obra de Cándido Pazos costaron 1.704 euros cargados a la cuenta de protocolo. La esquela por el fallecimiento de Feliciano Barrera, histórico editor de El Correo Gallego, costó al Concello 1.121 euros.

Del Mundial de Fútbol al mensaje de Fin de Año

Su sucesor en el cargo, el popular Ángel Currás, dejó una factura de 3.630 euros por la "emisión y mensaje de Fin de Año" del alcalde, realizada a finales de 2013 por Galicia Gestión Audiovisual, empresa del mismo grupo que Atlántico Diario, La Región, Santiago Televisión o Telemiño. Esta factura se cargó a los presupuestos de 2014, año en el que aterrizó Agustín Hernández en la alcaldía compostelana.

De la prolongada etapa en el pazo de Raxoi del socialista Xosé Sánchez Bugallo, destacan la factura de casi 20.000 euros para la "restauración de mobiliario" de la oficina "de la jefa de gabinete del despacho del alcalde", fechada en octubre de 2008, así como la pantalla instalada para la emisión pública de la final del Mundial de Fútbol entre España y Holanda. Costó 3.540 euros.

El regidor socialista también tuvo visita ese año de "parlamentarios europeos", ascendiendo el cáterin a 2.430 euros y la recepción a 1.637 euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad