stop

Trabajar en hospitales y geriátricos británicos dejará de puntuar en los concursos públicos para obtener plazas en otros países de la UE

Josep Maria Casas

Londres ha autorizado concebir al primer bebé europeo de tres padres / EFE
Londres ha autorizado concebir al primer bebé europeo de tres padres / EFE

Barcelona, 24 de febrero de 2017 (05:00 CET)

La Gran Bretaña sigue reclutando a enfermeras españolas. No obstante, cada vez son menos las que se alistan y ya han empezado las deserciones. Muchas de las que están trabajando en hospitales y geriátricos británicos optan por irse a trabajar a otros países de la Unión Europea antes que pille el Brexit.  

Teresa Fernández de Mesa, directora de la agencia de colocación Enfermeras FM, constata que la Gran Bretaña ha dejado de ser el gran destino de los profesionales sanitarios españoles en el exterior por dos motivos: el primero, porque desde el año pasado se les exige un nivel muy alto de conocimiento de inglés y, el segundo, por el Brexit. Una vez se confirme la salida de la Gran Bretaña de la UE, a partir de marzo de 2019, seguir trabajando en los hospitales y geriátricos británicos ya no dará puntos en los concursos para obtener una plaza en el sector público español.  

Fernández de Mesa señala que están recibiendo peticiones de profesionales sanitarios españoles que en estos momentos están trabajando en la Gran Bretaña para conseguir una plaza en la vecina Irlanda. Con el Brexit, Dublín resulta un destino más atractivo que Londres: en Irlanda continuarán engrosando puntos a su currículum profesional y, encima, se les exige un nivel de inglés menor.  

La gran mayoría de las enfermeras españolas conoce el inglés, hablado y escrito, pero pocas superan el nivel que exigen las autoridades sanitarias británicas desde enero de 2016. Fernández de Mesa indica que Enfermeras FM, una de las principales agencias de intermediación de profesionales sanitarios, con sede en Pamplona, se está centrando ahora en enviar profesionales a Irlanda.

En Gran Bretaña trabajan más de 6.000 enfermeras españolas  

La Gran Bretaña fue el primer país que organizó reclutamientos de enfermeras españolas. Primero lo hicieron a través de su embajada en Madrid y, posteriormente, mediante agencias de intermediación. A finales de 2015, trabajan en el Reino Unido un total de 6.237 enfermeros y enfermeras, según datos del Royal College Nursing. Las enfermeras españolas son las más valoradas por los hospitales británicos por su formación y preparación práctica.  

El número de enfermeras que optaba por irse a trabajar al Reino Unido ha aumentado año tras año hasta que se ha frenado por el Brexit y por las exigencias en conocimiento de inglés. En 2015, se fueron 416 profesionales; en 2014, 399; en 2013, 398; en 2012, 381; en 2011, 317, según datos facilitados por el Consejo General de Colegios de Enfermería de España.  

Fernández de Mesa apunta que, ahora que se ha frenado el reclutamiento de enfermeras españolas, los responsables de los hospitales británicos han optado por profesionales de la India, Filipinas y países africanos de habla inglesa pese a que su preparación no es la misma.

Emigrar para conseguir estabilidad laboral

David Carvajales, secretario de acción sindical de SATSE en Cataluña, señala que se siguen ofertando plazas para trabajar en el Reino Unido, así como en Francia, Finlandia, Holanda, Alemania e Irlanda. Muchos profesionales se siguen apuntando a estas llamadas. Collantes indica que no se van por los salarios, aunque son más elevados que los de aquí, sino para conseguir estabilidad.  

Carvajales señala que muchos profesionales están encadenando contratos de tan sólo un día –algunos han llegado a la veintena en un mes- o a tiempo parcial. Ante esta situación, emigran a otros países en busca de una oportunidad. Este sindicalista es un ejemplo del éxodo de la enfermería española: en 2000 y 2001 trabajó en el Hospital General de Crawley, junto al aeropuerto de Gatwick.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad