Las encuestas enfrían el triunfo de Artur Mas

stop

ELECCIONES 25N

Participación en las elecciones al Parlament de Catalunya a las 18 horas.

25 de noviembre de 2012 (19:42 CET)

El esfuerzo ha sido enorme. El pulso que ha propuesto en estas elecciones el presidente de la Generalitat y candidato de CiU, Artur Mas, ha sido mayúsculo, porque su propuesta de convocar un referéndum de autodeterminación en la próxima legislatura ha suscitado un debate de gran intensidad, polarizando la sociedad catalana.

Pero las encuestas realizadas a pie de urna, difundidas por TV3, justo en el momento del cierre de los colegios electorales, enfrían su claro triunfo. Mas obtendría entre 54 y 57 diputados. Ahora CiU tiene 62 escaños. Ese resultado, lejos de la mayoría absoluta que pedía CiU, puede resultar un claro fracaso para Mas. Sería un resultado inferior al de 2010, contando, además, con unas elecciones que serían las de mayor participación electoral desde la recuperación de la Generalitat en 1980, cercana al 70%.

ERC, segunda fuerza

Esquerra tendría un claro ascenso, entre 20 y 23 diputados. El PP se quedaría con entre 16 y 18 escaños. Y el PSC se hundiría con 16-18 diputados. ICV mantendría su apoyo electoral, con 10-12 diputados, y Ciutadans sería otra de las fuerzas políticas que aumentaría, con 6-7 escaños. En el sondeo de TV3, además, aparecería una nueva fuerza, las CUP, con 5-6 diputados.

Con estos resultados, la estrategia de Mas sufriría un duro golpe. Todo habría servido, en la práctica, para hundir a los socialistas y dejar un Parlament muy fragmentado.

¿Consecuencias internas?

Mas, con 55 o 57 diputados, se vería muy presionado por Esquerra Republicana, que recuperaría todo el apoyo electoral que consiguió en 2003, con Josep Lluís Carod-Rovira, cuando logró 23 escaños.

El resultado de este sondeo, si se acaba haciendo realidad, y que se basa en las encuestas a pie de urna recogidas a lo largo del día, provocaría una crisis interna en CiU de importantes dimensiones, porque Mas habría adelantado las elecciones para superar los resultados de 2010 e intentar una mayoría absoluta que le dejara el camino libre para negociar con el Gobierno de Mariano Rajoy o para iniciar un camino soberanista con todas las consecuencias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad