Las dos caras del casino de A Coruña: señalado por la Marea y beneficiado por la Xunta

stop

CONCESIÓN MUNICIPAL

Hotel NH Atlántico, en A Coruña

A Coruña, 10 de junio de 2015 (01:16 CET)

El edificio que alberga en A Coruña el Hotel Atlántico y el casino de mismo nombre es de propiedad municipal. Hace ya décadas que el Ayuntamiento otorgó la concesión del inmueble a Parisiana SA por la pírrica cantidad de 2.500 euros al año. Cifra irrisoria si se tiene en cuenta que la sociedad, a su vez, alquila el edificio a la cadena NH por algo más de 500.000 euros anuales.

Pero los ingresos de Parisiana no sólo proceden del grupo hotelero. La sociedad tiene la explotación de todo el edificio, lo que también incluye el Casino del Atlántico, el único en Galicia que está enclavado en el centro de una ciudad y que pertenece al Grupo Comar, del empresario coruñés José Collazo Mato.

Promesa electoral

La Marea Atlántica, formación liderada por Xulio Ferreiro, y que previsiblemente gobernará el ayuntamiento coruñés ya indicó en su programa electoral la intención de no renovar la concesión a Parisiana cuando esta caduque, lo que será en 2017. Aunque todavía está bajo estudio, hay otros proyectos para el histórico edificio, entre los que se baraja el de acoger una residencia universitaria ligada a la UDC.

El proyecto de la Marea, que también fue estudiado por otros grupos municipales como el BNG o el propio PP de Carlos Negreira, trastoca los intereses de NH, que tendría que buscar una nueva ubicación, y también los de Comar, el grupo de juego coruñés. Curiosamente, el gigante de José Collazo Mato recibió este año todo un impulso por parte de la Xunta de Alberto Núñez Feijóo. Son dos caras de una misma moneda.

Sala apéndice

El casino de Collazo podría verse forzado en un futuro a buscar una nueva ubicación en A Coruña justo cuando la Xunta le ha dado permiso para abrir una nueva sala apéndice en la provincia, en virtud de una modificación de la ley autonómica del juego. Un recurso este, que ya hizo Esperanza Aguirre en Madrid, para tratar de compensar a los casinos de la comunidad cuando se creía que el magnate Sheldon Adelson iba a poner en marcha Eurovegas.

La modificación legislativa, recogida en el proyecto de ley de medidas fiscales que la Xunta presentó junto con los presupuestos para 2015, pone en bandeja a los dos grandes grupos gallegos del juego, Comar y Egasa, que abran, si así lo solicitan, sendas sucursales de sus actuales casinos. El primero en A Coruña y el segundo en Pontevedra.

Dos casinos históricos en Galicia

La normativa modificada por la Xunta indica que "únicamente se autorizará la instalación y funcionamiento de un casino en cada provincia, en todo caso, deberá contar en un radio de 25 kilómetros del lugar de emplazamiento, medidos en línea recta, con un asentamiento de población superior a los 300.000 habitantes".

En la actualidad, en la comunidad gallega hay dos casinos. El Casino Atlántico, de Comar, ubicado en el centro de A Coruña, y el Gran Casino de A Toxa, en Pontevedra, cuyo accionariado se reparte entre Egasa y el gigante catalán Cirsa.

Posible ubicación en Santiago

Si bien la intención de Egasa, desde hace décadas, era la de abrir un casino apéndice en Vigo, en el caso de Comar nunca se barajó esa posibilidad. Fuentes del sector aseguran que la intención del grupo sería abrir un nuevo salón de juego, en este caso, en Santiago de Compostela.

La ley modificada por la Xunta indica que se respetarán las situaciones actuales de los casinos. Añade, no obstante que, "se podrá autorizar a cada uno de los casinos de juego la instalación y puesta en funcionamiento de una sala adicional que, formando parte del casino, se encuentre situada fuera del recinto o complejo donde esté situado este pero dentro de la misma provincia y en las condiciones que regulatoriamente se determinen".


Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad