La Casa Cornide, el Pazo de Meirás y la casa natal del dictador en Ferrol son las principales propiedades de la familia Franco en Galicia

Las cuentas pendientes del franquismo en Galicia

La devolución a manos públicas del Pazo de Meirás o la Casa Cornide son algunos de los procesos iniciados contra la familia Franco

Exhumado ya Francisco Franco del Valle de los Caídos en virtud de una sentencia judicial, en Galicia aún quedan muchas causas pendientes relacionadas con el período de la Dictadura. La devolución a manos públicas del Pazo de Meirás es la principal reivindicación de las administraciones gallegas en este momento, un proceso que se encuentra judicializado.

La Abogacía del Estado presentó en el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña una demanda contra los Franco para exigir la devolución del inmueble por “fraude” en la compra que permitió que el edificio se convirtiera en la residencia estival del dictador. Posteriormente, la Xunta de Galicia y el Concello de Sada, ayuntamiento donde se ubica el pazo, se sumaron a la causa. El último episodio de este proceso tiene que ver con el recurso presentado por la familia Franco, que alegan que Xunta y ayuntamiento no tienen interés legítimo para poder intervenir en una demanda interpuesta por el Estado español.

Bien de Interés Cultural

El Pazo de Meirás fue declarado bien de interés cultural (BIC) por el gobierno bipartito --PSdeg y BNG-- en 2008. Nueve años más tarde, en 2017, el Parlamento gallego encomendó la creación de una comisión de expertos para estudiar su posible reincorporación al patrimonio público. En junio del pasado año, la Cámara gallega recibió el dictamen de este órgano y aprobó por unanimidad instar al Ejecutivo central a realizar las gestiones legales oportunas para recuperar el pazo.

"Pensamos que no estamos yendo contra nadie, estamos simplemente defendiendo lo que es de todos. (...) La Xunta será parte en esta instrucción y esperemos poder llegar a buen fin y que el Estado de derecho funcione", aseguraba el presidente de la Xunta, el popular Alberto Núñez Feijóo, en julio de este año.

No es, no obstante, el Pazo de Meirás el único inmueble propiedad actual de la familia Franco que está en entredicho. Lo mismo ocurre con la coruñesa Casa Cornide

Casa Cornide

El histórico inmueble, que fue casa del naturalista José Cornide, estuvo en manos públicas hasta 1962. Fue por aquel entonces cuando el concello de A Coruña puso en marcha la subasta del inmueble en un proceso del que salió vencedor el conde de Fenosa, Pedro Barrié de la Maza, quien después regalaría el inmueble a Carmen Polo, mujer de Franco. 

En septiembre de este año, todos los grupos políticos del ayuntamiento de A Coruña excepto el PP aprobaron una moción presentada por el BNG que solicitaba interponer una demanda judicial contra la familia Franco para reclamar la devolución de la Casa Cornide.

Abraham e Isaac

En el Pazo de Meirás también se encuentran aún dos estatuas atribuidas al maestro Mateo Abraham e Isaac, que habrían sido sustraídas del Pórtico de la Gloria en la catedral de Santiago. Las mismas fueron reclamadas por el ayuntamiento de Santiago de Compostela

El pasado mes de septiembre la Xunta de Galicia las declaró Bien de Interés Cultural (BIC), de forma que tiene que tener una exposición al público. Precisamente por esto, la familia Franco decidió ubicarlas en el Pazo de Meiras, que ya tiene la obligación de admitir visitas cuatro días al mes. Existen, no obstante, reiteradas denuncias por parte de visitantes y del propio ayuntamiento de Sada por las dificultades con las que se encuentran para poder acceder a esas visitas, algo que ha obligado al ejecutivo autonómico a abrir un expediente para conocer el origen de las trabas.

 

 

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad